• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

vieja vida moderna

20 problemas que todo joven vivió en su infancia

Escrito por MQLTV

    En la vieja vida moderna, existían diversas circunstancias que nos arruinaban el día. Habían otras decisiones, y que gracias al desarrollo de la tecnología, se han convertido en sólo un gracioso recuerdo. Te presentamos aquí algunos de los problemas que si no los tuviste en tus días de infancia, es que te perdiste la mitad de tu vida.

    1. Sin memoria para más mensajes

    image

    En la época en que lo más cool era tener el celular Nokia de pantalla verdosa, el abuelo del WhatsApp para salvarnos del ocio era el Mensaje de Texto. Era la gloria máxima, pero como los celulares no tenían mucha capacidad, tenías que mantener tu buzón vacío para que te llegaran más.

    2. Murió la bolita del Mouse

    image

    Antes del mouse con infrarrojo o inalámbrico, teníamos el clásico mouse con bolita, el que se llenaba de migas de pan y comidas varias con los meses, provocando fallos que terminaban en una muerte temprana. Y si lo arreglabas, podía ser peor.

    3. Antes de Wikipedia: Encarta

    encarta

    Para la solución a tus tareas, antes de tener un eficiente buscador como Google, estaba Altavista. Y si no tenías Internet, podías comprar la enciclopedia más moderna del mundo mundial: la Microsoft Encarta. Se suponía que tenía la información completa para resolver todas nuestras dudas, y para que no faltara nada, eran 5 CDS con todos los datos.

    4. Decidir entre un millón de CDs

    image

    Para escuchar nuestra música favorita, teníamos que ahorrar por muchos días para llegar a la (extinta) Feria del Disco y comprar ese tan preciado CD. Era una decisión que había que hacerla a conciencia: si el álbum era malo, perdiste todos tu dinero del mes. Más aún, si era un disco nuevo había que esperar meses para que llegara a tu disquería más cercana (ni hablar si eras de provincia).

    5. Sin pilas, no hay vida

    image

    Junto al perro, el compañero más fiel era el Walkman. Sea con cassette o CD, era la forma de escuchar música en cualquier parte del planeta. Pero si se agotaban las pilas, llegaba la depresión. Es un problema de la vida moderna que aún nos aqueja… ¿Cómo aún nadie desarrolla la batería de energía infinita?.

    6. Rebobinar

    image

    Si eras de los que usaban VHS o Cassettes para tu entretención, es que eras experto en poder retroceder una cinta para llegar a la parte que esperabas. En el caso de los videos, era algo que podía tardar muchos minutos

    7. Decidir entre LP y SP

    Cuando querías grabar algo de la tele en tu VHS, debías decidir si grabar en calidad bacán y ocupar dos horas de la cinta (LP) o en la calidad más baja que te dejaba espacio para grabar en seis horas (SP). Y sí, en 6 horas cabían casi 18 capítulos de Los Simpson o Dragon Ball en una sola cinta.

    8. Quemar mal un CD

    image

    Si a principios del 2000 tenias un aparato para grabar CDs, eras rey/reina de la cuadra. Los CDS virgenes no son caros hasta hoy, pero el problema estaba cuando estos quedaban mal grabados. Tristeza infinita.

    9. Antes del CD: el disquette

    CapturaDisquette

    Como no había plata en el colegio para grabar CDs, la forma barata y simple era usar el Disquette, el abuelo del pendrive que era también el culpable de los contagios más rápidos de virus en la comunidad. Con su memoria de 1,44 MB, sólo cabían archivos word y unas cuántas fotos. Ni hablar de juegos o canciones en mp3, que debías dividir en archivos comprimidos en varios disquettes. Pero era noble y fue la primera fuente de muchos para acceder a fotos de Dragon Ball, virales de pésima calidad o las imágenes de un desnudo falso de Britney Spears.

    10. Sin mina, se acabó todo

    image

    Un problema que no pierde vigencia entre los jóvenes más estudiosos: si se te acaban las minas para tu lápiz portaminas, no había nada más que hacer que sonreír.

    11. Para tus viajes y fiestas: el porta CD

    image

    El estuche de 24 o 40 CDs fue el regalo más preciado de las navidades del 2000. Gracias a él, podías viajar con todos tus discos pirateados a cualquier lado, o podías llegar a casas ajenas y ser un DJ con estilo dependiendo de la buena selección de tu colección personal.

    12. Error en el computador

    windows error

    ¿Cómo olvidar ese mensaje de Windows cuando colapsaba el computador? Lo más seguro es que también temiste por la vida de tu PC cuando ese mensaje se multiplicaba y te obligaba a reiniciar el equipo, perdiendo todo lo que conseguiste en la partida de Quake.

    13. ¿Teléfono o Internet?

    image

    En los tiernos días en que existían los Kits de Internet Fácil de CTC, para conectarte tenías sólo un horario: el económico después de las 8 de la noche. Y si levantabas el teléfono, la conexión del modem se perdía y ahí quedábamos, mirando el error en el Explorer hasta que tus padres dejaran de ocupar la línea telefónica.

    14. El reseteo

    image

    Aunque parecía confiable, las consolas Nintendo o Super Nintendo podían fallar y a veces el cartucho no cargaba bien o se pegaba en el mejor momento del juego. Para eso existía el botón para resetear la consola para volver todo a la normalidad.

    15. Tener que devolver las películas

    image

    Casi siempre cerca de un supermercado teníamos la tienda más querida de nuestra infancia: el videoclub. Por un par de lucas podías llevar un “estreno” de Hollywood por unos días. La lata era tener que devolver la cinta o el DVD, para no tener que pagar una multa (bendito seas, Netflix).

    16. La espera de meses para capítulos nuevos

    Antes del streaming y las descargas ilegales de series por Torrent, no nos quedaba otra que esperar a que algún canal pagara para ver tus series favoritas. En el caso de la TV Chilena, esto podía ser catastrófico si no llegaban episodios nuevos y teníamos que bancarnos la repetición de temporadas antiguas hasta que llegaran los capítulos recién traducidos desde México. ¿Se acuerdan cuando las sagas de Dragon Ball quedaban inconclusas por unos meses?.

    17. Esperar toda una noche para bajar algo

    image

    El Internet de teléfono era comparable a la velocidad de un Transantiago. Para bajar un archivo que superaba los 100 metas podías esperar horas, dependiendo de su procedencia. Gracias a esto, aprendimos muy bien lo que es tener paciencia.

    18. El Pinball no fallaba

    image

    Si no tenías emuladores de Super Nintendo o Game Boy para dar alegría a tus tardes, nunca fallaba el monumental “Cadete Espacial”, el juego de PinBall que los computadores con Windows traían por default. Junto al buscaminas y las cartas, fue el culpable de las tardes enteras de ocio cuando no había nada que hacer.

    19. Grabar canciones de la radio

    Cuando no existía el MP3, la única forma de tener tu canción favorita del momento era grabarla en la radio. Tenías el cassette listo con Rec y Pausa para que apenas apareciera, soltabas los botones. Todo bien hasta que sonaba el nombre de la radio en el peor momento y te arruinaba todo. También otro obstáculo es que acabara al cinta antes que la canción.

    20. Conectar computadores para pasar información

    tarreo

    Cuando tener un disco duro externo era cosa de otro planeta, la única manera de poder compartir archivos con un amigo era llevar el computador completo a otra casa y conectarse en red. Un proceso que podía tardar toda una tarde. No quedaba otra.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios