• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

El sino de Chile

Aluvión en Copiapo: ¿Dónde vivimos? ¿Quiénes Somos?

El aluvión en Copiapó nos vuelve cada vez más chilenos. Es extraño, pero mientras queremos escapar de nuestra realidad y de lo que somos, siempre lo concreto, nuestras circunstancias y nuestro ser y existencia se manifiestan de manera clara, fuerte y arrasadora como este aluvión.

Los noticiarios nos entregan la noticia como si no fuéramos nosotros. Como si Chile no fuera Chile. Y es que no creemos en lo que somos y por eso no prevenimos. No nos preocupamos y nos olvidamos de las familias, del clima y de lo que pueda o no suceder en un futuro.

columna aluvión central

Todos lo dicen fuerte: no teníamos nada preparado. Nunca nos preparamos y después de esto tampoco nos prepararemos. Es la vieja historia. Es el olvido de nuestra historia, es no entender de qué y cómo está hecho nuestro país y no querer saberlo hasta que tenemos que conocernos a la fuerza.

Es como si despertáramos, de un día para otro, en nuestras tierras. Como si de pronto supiéramos y entendiéramos lo que no quisimos entender por años. Y eso también-y sobre todo- se aplica a un Estado que se articula de manera precaria; que reacciona como asustado de nuestra esencia y nuestra realidad. Que dice saber lo que en verdad no sabe. Que se muestra fuerte y potente, cuando por dentro tiembla y se pregunta qué hacer, hacia dónde correr.

columna aluvión 1

No es malo preguntarse. No es condenable dudar, temblar, perder los estribos y mirar hacia el cielo buscando una respuesta. Lo que resulta triste, eso sí, es que no nos conozcamos, que no sepamos por qué suceden estas cosas y, por ende, no las podamos tratar de manera seria y con algo de trabajo encaminado desde antes.

Acá no hay trabajo de antes, sólo reacción. Únicamente una manera de tratar de esconder lo poco que nos queremos . Lo poco que nos miramos y el nulo esfuerzo por hacerlo realmente. Porque tal vez ése sea el problema principal, que escondemos detrás de la acción apresurada la reflexión que no hicimos sobre cómo prevenir que estos fenómenos naturales nos encuentren atemorizados, arrodillados y con los ojos llorosos.

“Y es que no creemos en lo que somos y por eso no prevenimos”

¿Qué hacer ahora? Por el momento sólo nos queda seguir con lo que estamos haciendo: reaccionar. Actuar, correr, salvar y rescatar. Todo porque no hicimos el trabajo anterior y no nos sentamos a abrir los ojos. Todo porque no tenemos tiempo para hacerlo. Y cuando nos sobra ese tiempo faltante, jugamos a ser un país distinto.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios