• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Ugi's es pueblo

Bienvenidos a Ugi’s, la pizzería más popular y loca de Argentina

En una sociedad de mercado donde cada día se le da mayor importancia a la comunicación entre empresas y clientes a través de redes sociales, la estrategia de una pizzería argentina está fuera de todo apostolado de marketing. Con 50 locales solamente en la ciudad de Buenos Aires, Ugi’s es una cadena de pizzerías que ofrece solamente tres productos: pizza Muzzarella a la piedra de tamaño familiar, un vaso de bebida y un cuarto de pizza, que justamente cuesta un cuarto del valor de la pizza familiar.

Su particular estrategia comunicacional se da en Facebook, donde afianza la interacción con su clientela a través de comentarios hechos con un léxico poco cuidadoso y escritos con una curiosa ortografía. Que se muestre un montón de palomas dentro de uno de los locales, o se insulte a un cliente no es algo que puedan hacer los community managers de otras cadenas internacionales de pizza. Pero Ugi’s es del pueblo, y su gente se ríe de su artesanal servicio que ellos mismos eligen debido al bajo precio.

Screenshot_1

Ugi’s fue fundada a comienzos de los ’80 por Hugo Solís, un argentino que trabajó en el negocio de la comida rápida en Estados Unidos, y que llegó con la idea de vender pizza a la piedra a precio muy, pero muy bajo. La idea era simple, como la pizza, que solo tendría queso muzzarella, salsa de tomate y nada más. Sin complicaciones, el negocio prosperó. Décadas después, el emprendimiento familiar es una cadena con sucursales en distintos sectores de Buenos Aires que tiene la misma receta para éxito: vender solo un tipo de pizza, (la Muzzarella a la piedra) que tenga un tamaño contundente y un precio muy accesible. Siempre igual, siempre barata.

Screenshot_1

Actualmente, una “Muzza a la piedra” cuesta $3.600 pesos chilenos. La pizza más barata de toda la capital argentina, aunque el valor vaya en aumento. Y es que el precio de una pizza Ugi’s se transformó en un indicador económico del país. En los 90, la “Muzza” Ugi’s costaba $2 pesos argentinos. Y ahora, cuesta $49 pesos argentinos. Y si con el sueldo mínimo de los años 90 podías comprar hasta 126 pizzas, hoy sólo te alcanza para 96. Es toda una unidad de medida de la inflación y un índice de poder adquisitivo.

preciosugi

¿Qué es lo que hace que Ugi’s sea tan popular? Claramente, no es la calidad de su servicio ni la comodidad de sus sucursales. De partida, los locales tienen un mobiliario reducido en mesas y sillas, aunque abundante en azulejos blancos y mostradores para comer de pie. Los únicos aderezos a libre disposición son sal y orégano, que siempre están en botellas de plástico de 500 cc. con agujeros en la tapa. Para peor, es más probable encontrar palomas antes que servilletas. Aún así, este “sello de calidad” de Ugi’s le ha valido convertirse en una rica leyenda urbana. Por las calles bonaerenses circula el rumor de que el queso de “la Muzza” de Ugi’s es en realidad lo que desechan las otras cadenas de comida rápida, mientras que otros dicen que todos sus empleados, denominados “piseros”, son sacados de centros de rehabilitación de drogas y que ni siquiera tienen baño para para lavarse las manos mientras trabajan.

Screenshot_1 Screenshot_1

En Facebook, los usuarios entienden la atmósfera de humor y costumbre popular que rodea cada local, y juegan bromeando sobre la precariedad del servicio y el tipo de clientes que frecuentan los locales. Ugi’s, en lugar de querer solucionar o atender un reclamo, siempre sale a recriminar a quien escribió, defendiendo el prestigio de la empresa a punta de puteadas. Interesantes diálogos que fueron recopilados por Yorokobu y que están inmortalizados en su página de Facebook.

Screenshot_1 Screenshot_1 Screenshot_1 Screenshot_1 Screenshot_1

Los rumores y chistes sobre Ugi’s solo refuerzan la fidelidad de su clientela, que más que querer sentarse a disfrutar una pizza, solo esperan comer algo rápido y barato cerca de la casa. Uno de los 50 locales, que está cerca del Obelisco, está abierto las 24 horas, y su condición de “pizzería 24/7” le valió ser inmortalizada como locación de la película “Pizza, birra, faso”. En un Ugi’s los protagonistas se devoran una Muzza antes de intentar subir el Obelisco. El largometraje de Adrián Caetano y Bruno Stagnaro que fue estrenado el ’98 convirtió al local cercano a la avenida 9 de Julio en un lugar mítico de la cultura popular argentina, aunque a pesar de eso, la participación de un local de Ugi’s en un film no acabó con los rumores sobre la procedencia de sus empleados e ingredientes.

Screenshot_1

Lo único cierto es que la pizza Ugi’s es mucho más que masa horneada, queso con orégano y salsa de tomate a cambio de unos pocos pesos. Es patrimonio gastronómico y cultural de Buenos Aires. Es pueblo y es aguante.

Fuente: Yorobuku.es

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios