• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Ni lo que rezan

Cartas de Errázuriz a Karadima: El miedo de la Iglesia al qué dirán y esa excusa llamada Dios

Una nueva carta entre personeros de la Iglesia Católica hace retumbar las redes sociales. En este caso es nuevamente el Cardenal Errázuriz quien está involucrado y quien dirige una carta a Fernando Karadima manifestándole que era necesario “agradecerle a Dios” el término de la investigación en contra del ex párroco de El Bosque. Esto nuevamente ha puesto de manifiesto que esa divinidad a la que dicen jurar pleitesía, muchas veces no es más que un pretexto para sentirse mejores consigo mismos y defender a la institución de la Iglesia del qué dirán.

Es cierto que muchas veces pareciera que dicha institución parece más preocupada de lo que escribirá un periodista antes que de lo que sufren las víctimas. Es como si prefirieran verse bien en el espejo, aunque detrás de su imagen haya una pila de seres sufrientes que esperan poder aparecer. Ellos no quieren que aparezcan por más espantoso que les parezca el delito que se cometió, el abuso del que fueron objeto un sinnúmero de personas que creyeron en la palabra de ese Dios que muchas veces no parece más que un gran ser de ciencia ficción que adecúa sus designios según lo que un grupito de curas quiere. Según lo que un pequeño y aburguesado puñado de señores con grandes sotanas quiere que sea.

Dios es el capital político y moral en el cual estas personas se escudan para que no nos demos cuenta de que sus luchas internas son tan mundanas como la de cualquier humano.

¿Qué es Dios para ellos sino un gran pretexto para poder sostener una imagen que ni siquiera saben por qué quieren sostener? Personalmente no creo que sea nada más que eso. Nada más que un ser conveniente por el que hablan para así perdonarse mutuamente sus pecados y sus omisiones. Un ser con el disfrazan sus miedos terrenales; una excusa mística con la que aparecen como seres elevados cuando lo cierto es que lo único que no quieren es perder el poder o salir repudiados en la portada de un periódico.

Dios es el capital político y moral en el cual estas personas se escudan para que no nos demos cuenta de que sus luchas internas son tan mundanas como la de cualquier humano. Siempre sus cartas y sus maquinaciones están impregnadas por ese bálsamo que parece ser ese algo superior en el que creen. Un bálsamo que perfuma sus más corrientes intenciones de no perder estatus y menos ser revelados ante los lectores como lo que son y lo que pretenden seguir siendo.

Tienen pánico a mostrarse como lo son: un partido político más. Un simple partido que busca influir por sobre las decisiones de un sociedades laicas.

Pareciera que cada uno de estos personajes -incluido el Papa Francisco, con sus declaraciones en donde señalaba que todas las acusaciones en contra del obispo de Osorno eran producto del “zurdaje”- hacen evidente su ateísmo al utilizar una figura y una creencia sabiendo que lo hacen con tal de salvar simplemente una imagen y una estructura. Ya que eso únicamente se puede hacer cuando se tiene plena certeza de que en lo que se dice creer no existe. No es más que el producto de una tradición conveniente que los hace mantenerse como un Estado con poder por sobre millones de personas y su fe.

Es extraño que se diga creer en algo y moldear ese algo según lo que como humanos creemos que es mejor. Es como si disfrazaran su escepticismo de una religiosidad en pos de una causa más bien personal y que los mantiene muy bien posicionados como grandes voceros de sus propias ideas como si éstas fueran recibidas desde arriba. Esto lo digo porque parece increíble que lo más preocupante para estas personas de supuesto gran nivel espiritual se vean atemorizados ante artículos, crónicas o columnas de opinión que los cuestionen. Es cierto, no se preocupan mucho de proyectar una imagen diferente a lo que se opina de ellos, pero eso no deja de demostrarnos que hay un cierto temor a mostrarse personas. Un terror a que de un día a otro toda la gran montaña de frases de buena crianza y mensajes no tengan el valor que tienen en la sociedad. Tienen pánico a mostrarse como lo son: un partido político más. Un simple partido que busca influir por sobre las decisiones de un sociedades laicas.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios