• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

acuerdo de paz

[COLUMNA] Soy colombiano y esto es lo que pienso acerca de la “Nueva Colombia”

Escrito por Juan Mesa

    Juan Mesa es un periodista colombiano radicado en California, donde trabaja para diferentes medios de comunicación. Su trabajo ha sido publicado en La Opinión de Los Angeles, El Tiempo de Bogotá, la revista Billboard, Diario Hoy y El Diario, entre otros medios.

    El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia (FARC-EP) hicieron historia al poner fin a 50 años de conflicto armado. Silenciar los fusiles después de miles de muertos y millones de desplazados es una señal de esperanza para varias generaciones de colombianos que nacieron en la guerra.

    farc-colombia1

    El proceso será verificado por las Naciones Unidas (ONU) y se espera que sea refrendado por la población. La Corte Constitucional de Colombia tendrá la última palabra en el tema, pero como dijo el presidente cubano Raúl Castro, el anfitrión del proceso, la paz en Colombia no tiene reversa.

    “Ahora vienen años de trabajo y educación para cerrar heridas y salir del escepticismo”

    Colombia ahora deberá asumir los retos del posconflicto, lo que algunos consideran la construcción de una paz verdadera. Ahora vienen años de trabajo y educación para cerrar heridas y salir del escepticismo. Colombia, como otros países de América Latina, está atrapado en la polarización entre izquierda y derecha. El centro político, en el caso colombiano, es un establecimiento desprestigiado por la corrupción de los dirigentes.

    GaravitoOct

    Crear confianza es el objetivo de los siguientes meses. Las víctimas de las FARC, especialmente las que padecieron el secuestro y el chantaje, en su mayoría terratenientes y seguidores del expresidente Álvaro Uribe, líder de la derecha, se opusieron al proceso y expresaron sus dudas sobre las intenciones de las FARC. Es un grupo de la población que repite una y otra que el presidente Juan Manuel Santos “le regaló el país a los terroristas” o que se unió al bloque “Castrochavista”.

    “Fue el gigante del Norte, a través del Plan Colombia, el que ayudó a financiar la arremetida militar sobre las FARC en los últimos 15 años”

    El temor de que Colombia entre al camino vivido por Venezuela en la era Chávez carece de sentido. Nadie puede olvidar que Colombia es uno de los grandes aliados de Estados Unidos en la región. Fue el gigante del Norte, a través del Plan Colombia, el que ayudó a financiar la arremetida militar sobre las FARC en los últimos 15 años. Sin ese apoyo es dudoso que el Estado colombiano hubiera debilitado a las FARC con golpes militares contundentes como la muerte en bombardeos de “Mono Jojoy”, “Raúl Reyes” y “Alfonso Cano”, tres de sus líderes.

    1443034878_643790_1443076625_noticia_fotograma

    Estados Unidos siguió de cerca los diálogos —una especie de bendición que incluyó un enviado especial de la Casa Blanca en la figura de Bernie Aronson— en un gesto de respaldo al gobierno de Santos, pero apuntando a un viraje en la fracasada Guerra contra las drogas. El narcotráfico y los cultivos ilícitos fueron uno de los puntos de los diálogos de paz entre gobierno y guerrilla.

    El gobierno de Obama, aunque tímidamente, ha cambiado la narrativa del problema y la forma de combatirlo. Ahora se preocupa más por el consumo, al verlo como un problema de salud, y también combate el tráfico de armas de Estados Unidos hacia América Latina. La influencia de Estados Unidos descarta cualquier posibilidad de un cambio de modelo económico en Colombia.

    BN-ML676_COLOMB_P_20160204193447

    Y es que tiene más sustento la preocupación por la seguridad. Los líderes de las FARC pasarán a ser políticos, pero el futuro de los combatientes podría seguir al margen de la ley si el Estado falla al momento de ofrecer oportunidades laborales y mejoras sociales.

    Y están las dudas de los hombres de los FARC. Colombia tiene un largo historial de guerra sucia contra líderes de izquierda. Un gran número de personas que en el pasado dejaron las armas y se unieron a la vida política fueron asesinadas por fuerzas oscuras como los paramilitares.

    COCA MIRANDA (3)

    Las Fuerzas Militares ahora tendrán la misión de garantizar la paz ya sea protegiendo a los exguerrilleros como combatiendo a las bandas criminales que controlan el narcotráfico y que aparecieron después de la desmovilización de los grupos paramilitares que estuvieron en guerra con las FARC en el pasado.

    El desarme entre el gobierno y FARC es un paso fundamental en la paz de Colombia, pero es sólo el comienzo. Hay que entender que el diálogo y la legalidad seguirá siendo el camino en lugar de las balas. Hay que exigir transparencia y combatir la corrupción.

    rts2evz

    Hay que sacrificar intereses propios para que los jóvenes que crecieron en la guerra tengan otras expectativas de vida.

    “Los colombianos tenemos que poner la mano en el corazón, alejar los rencores y sintonizarnos por proteger la paz más allá de las diferencias políticas”

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios