“Estamos agradecidas por la tremenda respuesta a la serie. El interés y la atención de los espectadores indica que la historia no ha terminado y estamos totalmente comprometidas a continuar para documentar los hechos”, señalaron en un comunicado las cineastas Laura Ricciardi y Moira Demos, quienes dedicaron 10 años a la producción del programa.

making-a-murderer-600x600

El show relata la historia de Steven Avery, un hombre de Wisconsin que pasó 18 años en prisión por una violación que no cometió. En 2003 fue exonerado por las pruebas de ADN, pero dos años más tarde estaba de vuelta tras las rejas. Esta vez, acusado ​​de homicidio. Fue condenado a cadena perpetua en 2007 por el asesinato de la fotógrafa Teresa Halbach.

720x405-AP_070601026456

El sobrino adolescente de Avery, Brendan Dassey, también es un personaje central en el programa. Dassey confesó ser cómplice en el asesinato.

Ambos mantienen su inocencia desde prisión. En los nuevos capítulos se mostrará el proceso de apelación y la lucha de ellos por limpiar su nombre.