• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Lo mejor del colegio

Crónicas escolares: La semana de las alianzas

Escrito por MQLTV

    *Por Gabriel Gutiérrez / Así Tal Cual

    Si hay algo que recuerdo con melancolía y feliz nostalgia es mi época de escuela. Ese tiempo en el que todo era más fácil, en el que compartía con mis amigos, en el que disfrutaba los recreos más que diputado UDI con boleta recién emitida o en los que mis mayores responsabilidades eran tener que dibujar mis vacaciones. Y en realidad, si uno compara su época de escolar con todo lo que se debe vivir luego de esto, es que me doy cuenta de que la fraternidad y el compañerismo era algo que reinaba por sobre todas las cosas. Qué competencia, qué ser el mejor, qué creerme más que los demás: en la escuela el único que podía creerse más era el que tenía láminas holográficas de DragonBall Z o el que se había ganado más tazos en el recreo. Ese compañerismo sano que se mantenía durante casi todo el año. Y digo casi, porque existe un par de semanas en el que el compañerismo se va literalmente al carajo. Una época en el que la amistad desaparece más rápido que Usain Bolt, y donde todo se transforma en un verdadero campo de batalla: La semana de las Alianzas.

    Sí, ese típico tiempo en el que se festeja el aniversario de la escuela y donde la competencia entre las distintas alianzas se transforma en la batalla más épica de todas. Porque sí, puede que el Señor de los Anillos fuera épica, puede que Star Wars tuviera batallas épicas, puede que Corazón Valiente fuera un campo de batalla campal épico, ¡PERO NO HAY NADA MAS ÉPICO QUE LA COMPETENCIA DE LAS ALIANZAS! (inserte una sinfonía bien apocalíptica aquí).

    día de alianzas

    Lo primero que sucede con respecto a las alianzas es que se suspenden la mayoría de las actividades académicas, por lo que automáticamente surgen dos tipos de personas: 1) Los que se convierten en guerreros peores que Luke Skywalker y que ven en la semana de las alianzas una verdadera guerra que hay que ganar sí o sí; y 2) Los que les importa un carajo las alianzas, y como se suspenden las clases, no van ningún día y se quedan vegetando en su casa.

    Pero bueno, como que semanas antes se va sintiendo la rivalidad. El centro de alumnos (quienes en este caso son más imparciales que la DC) eligen los cursos que formarán cada una de las alianzas, y es ahí donde todo se separa. Cuartos con segundos, terceros con primeros, cualquier mezcla que se forme automáticamente siente un odio terrible hacia las otras alianzas. Señoras y señores: ¡LA BATALLA HA COMENZADO! Eso sí, viene el momento de escoger el nombre que debe llevar cada una de las alianzas, en las cuales la “originalidad” del chileno saca a relucir las única tres neuronas que tenemos, decidiendo generalmente 3 tipos de nombres:

    Siempre existe una especie de cronograma de actividades con la hora que se realizará cada una (que en realidad siempre vale callampa porque la hora nunca se respeta).

    1) El fome: El centro de alumnos tiene menos neuronas que Adrian Barrientos, y le pone a las alianzas unos nombres tan “entretenidos” como los colores. La “alianza blanca”, “la alianza naranja” o “la alianza azul”, en algo que parece más un estadio que una escuela.

    2) El naturalista: Como hay gente del centro de alumnos que han visto mucho avatar, se les ocurre nombres como la “alianza tierra” o la “alianza fuego”. Sino, pueden ser nombres de planetas o de cualquier otra cosa bien naturality.

    3) El “shuer cool”: La idea es hacer el nombre más penca, pero que suene lo más bakán posible, así que en este punto es como nacen nombres como la alianza “electroeuropa”, “rockamerica” o “hiphopcumpeo”. Algo que no tenga nada que ver, pero que suene bonito.

    alianza azul

    Y listo, llega el día lunes y la batalla comienza. Siempre existe una especie de cronograma de actividades con la hora que se realizará cada una (que en realidad siempre vale callampa porque la hora nunca se respeta). Y no sé loco, pero yo he visto las peores batallas campales dentro de las alianzas. Cientos de pendejos en cada uno de los lados del gimnasio de la escuela, haciendo cánticos y lanzándole los gritos más insultantes al enemigo, algo digno de Paty Cofre pero multiplicada por mil. Comienzan las típicas actividades deportivas que son como las que siempre llevan más gente: fútbol masculino, fútbol femenino, fútbol mixto, actividades recreativas y muy sanas, aunque lo sano llega hasta que los equipos se pican y casi siempre terminan agarrándose a combos. Además de que no faltan los cabros grandes buenos pa la pelota, que siempre terminan culpando a los pendejos de cursos más chicos, de ser los verdaderos culpables de todo.

    fútbol alianza

    Luego de esto viene la más mítica de las actividades, la que se transforma en el clímax dentro de las alianzas: La “Misión Imposible”. Siempre tiene que ser un video con un grupo de estudiantes haciendo un baile masivo o algo bien ridículo; o más difícil: conseguir una grabación en video de algún famoso saludando a las alianzas. Y en realidad, a esta altura, ya compadezco a la gente famosa, porque cada año reciben miles de pendejos llenando sus Twitter, colapsando sus Facebook, repletando sus fotos de Instagram, diciendo: “Oiga, perdone, ¿me puede ayudar con un video saludando a la alianza amarilla del colegio F340?”.

    mision-imposible

    Pero bueno, los puntos se siguen acumulando, la competencia es cada vez más fiera: los alumnos ya se han agarrado a combo unas 20 veces y ya 30 alumnas han quedado embarazadas. Y luego de toda esta mezcla de testosterona, reventadas de globitos, competencias de besos que dejaron 40 relaciones rotas, viene la única competencia que tiene aaalgo que ver con la escuela: las preguntas de actualidad. Y ahí ¿quien es necesario? Sí, el nerd del curso, el sábelotodo, al que nadie pesca y que nadie quiso que participara de las alianzas. Esa persona ahora es necesaria para responder las preguntas. Y es su momento de fama ah, porque si responde bien, se podrá ahorrar un par de meses de bullying. Si no, bueno, calzón chino.

    Aquí en Chile la reina de las alianzas parece una cabra que se pegó un chapuzón en el vertedero y salió de ahí con todo lo que se le pegó al cuerpo.

    Ya, todas las actividades se han llevado a cabo, las alianzas se separan por un par de puntos, todos están con ataque al corazón por ver quien gana. Y es cuando llega el momento cúlmine de las alianzas: la presentación del rey y la reina. Pero ésta última tiene una característica: tiene que llevar siempre un traje hecho con cosas reciclables. Y es súper chistoso, porque si a mi me hablan de una reina, me imagino a alguien elegante con vestido de seda, joyas de oro y zapatos de cristal. Pero aquí en Chile la reina de las alianzas parece una cabra que se pegó un chapuzón en el vertedero y salió de ahí con todo lo que se le pegó al cuerpo. Un vestido hecho con bolsas de basura, con CDs usados, con envoltorios de fruguele. Una reina perfecta para que el chuña sea su rey.

    alianza

    Y bueno, todos los puntos se cuentan y llegó el fin. La alianza ganadora celebra su triunfo, la alianza perdedora come el suelo de la derrota. Todo se ha acabado. Y si hay algo que siempre el término de las alianzas deja es un montón de basura en el gimnasio que el único auxiliar tiene que estar 30 años limpiando y las típicas parejas que se forman dentro de las alianzas. Porque en este concurso no solo hay odio extremo, sino que también se forman una cantidad de pololos que parece más 14 de febrero que aniversario de la escuela. En fin, todo acabó, los ganadores pueden burlarse todo el año de los perdedores, lo merecen por su triunfo. Entonces, ¿cómo no recordar con nostalgia esto? Si fueron los mejores momentos que un escolar podía tener. Esperar todo el año para las alianzas y disfrutar de ellas lo mejor posible. Así que si alguien alguna vez me dice que momentos fueron los mejores, yo claramente le digo dos palabras: Las alianzas.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios