• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

La ideología DC

Democracia Cristiana: De la Revolución en Libertad al pituto o muerte

Escrito por Rafael Gumucio Rivas

    Los partidos, como las personas, cuando llegan a viejos no pueden recuperar sus sueños juveniles: nada más ridículo que los Congresos ideológicos cuando el neoliberalismo ha logrado transformar la política en un artículo suntuario. El socialismo comunitario de Emmanuel Mounier y las encíclicas de los Papas simplemente no encajan en el Chile de “sálvese quien pueda”. Antiguamente podíamos relacionar los partidos demócratacristianos con los avances de la iglesia: Juan XXIII y Paulo VI eran mucho más revolucionarios que el freismo; hoy, a la iglesia le importan poco los problemas sociales y su principal preocupación son los llamados problemas morales: el aborto, el divorcio, la píldora del día después, el matrimonio gay y la eutanasia; en este plano valórico, la Democracia Cristiana aporta muy poco. Ya no se puede pensar en juntas nacionales, como la de Peñaflor, en la lucha entre fracciones ideológicas, como los rebeldes, terceristas y oficialistas; hoy, los revolucionarios Mapu se han convertido en gatos amaestrados del pragmatismo.

    A los pillos de la Democracia Cristiana, con los hermanos corajes Walker, no les queda más que los pitutos, pues los ciudadanos escupieron hace mucho a esta mafia que dice representar a las capas medias.

    El profetismo del Papa Francisco tiene poco que ver con la excresencia de las democracias cristianas. Los Partidos de inspiración cristiana carecen de sentidos en la actualidad. Me da vergüenza haber pertenecido a la Izquierda Cristiana convertidos en mozos de un Partido Comunista burocratizado y sin ideales al servicio de la traición de este nuevo gobierno de la Concertación disfrazado bajo el nombre de Nueva Mayoría.

    El difunto colorín Zaldívar logró salvar a la Democracia Cristiana del despeñadero en que la dejó el fin del gobierno de Lázaro Frei. Si bien en esa ocasión el partido perdió algunos parlamentarios emblemáticos, hábilmente Adolfo Zaldívar logró imponerle a la Abeja Reina Bachelet -en su primer gobierno- un predominio de la Democracia Cristiana en todos los escalones burocráticos del gobierno: los dos ministerios principales, mayoría de gobernadores e intendentes y jefes de servicio; si bien la DC ya no posee el carácter de cruzada, de partido ideológico, ya no cree en el vuelo del cóndor, al menos asegura su vejez consolándose con el calor del poder y de los salarios fiscales para pasar los fríos inviernos.

    Nada más ridículo que los Congresos ideológicos cuando el neoliberalismo ha logrado transformar la política en un artículo suntuario.

    En el segundo gobierno de Michelle los pillos de la Democracia Cristiana, con los hermanos corajes Walker, no les queda más que los pitutos, pues los ciudadanos escupieron hace mucho a esta mafia que dice representar a las capas medias. En el segundo gobierno de la bella señora se adjudicaron -una vez más- varios ministerios y, sobre todo, empresas del Estado. Donde esté la Democracia Cristiana, estará el asalto al botín del Estado. Son como los viejos que han perdido con el tiempo todos los ideales junto a los dientes y los pelos.

    Ya son menos los ilusos que creen que Michelle cumplirá con sus promesas. La historia de traición de la Concertación prueba que los dos gobiernos socios listos fueron los más favorables a los vampiros.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios