• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Crítica de TV

El final de Fatmagül: El pueblo tuvo razón y coronó a su reina

Hace una semana, el domingo 8 de julio, llegó a su fin Fatmagül. La popular teleserie turca concluyó con más de 27 puntos de rating promedio en todos sus capítulos y con un peak de 32 en su último episodio, prolongando así, por más de un año, el dominio hegemónico de Mega en el horario estelar de la televisión chilena.

Cuando Mega puso en el aire esta historia sorprendió mucho. Los paisajes y los protagonistas eran hermosos y el relato dejaba claro que no tendría prisas y sería generoso en detalles y sutilezas. El motor de la trama es una pesadilla constante: el dolor que vive una mujer en una sociedad machista al ser violada y las diferencias socioeconómicas que existen entre su familia y la de sus agresores. La primera temporada se trata de los momentos más duros para Fatmagül (Beren Saat): de la traición de Mukaddes (Esra Dermancıoğlu) y de aceptar casarse con Kerim (Engin Akyürek), quien estuvo presente en la violación y no la defendió.

Kerim, en el afán de conquistar a la protagonista, entrega los antecedentes para reabrir el caso, arriesgándose a caer en la cárcel y dándole la mejor prueba de amor a Fatmagül, quien demora casi toda la serie en aceptarlo. La actriz Beren Saat interpreta magistralmente el personaje, dejando claro su talento y carisma.

qué culpa tiene fatmagul

Al ser tan sorpresivo el fenómeno turco desatado por “Las Mil y una Noches”, el golpe siguiente debía ser contundente. Por eso el fulminante éxito de Fatmagül, éxito que nadie podía predecir al momento de su llegada a Chile (hay que reconocer la astucia de Ignacio Vicente, gerente de contenidos internacionales de Mega). Canal 13 trajo las más exitosas “Amor prohibido” y “El Sultán”; sin embargo, Mega prefirió “Fatmagül” y “Sila”. Y no se equivocó. La estrategia desarmó el panorama televisivo: la temporada era para Vértigo, Alerta Máxima, Master Chef, The Voice Chile o la Copa América. La fórmula de siempre, la verdadera televisión basura.

Al final, Fatmagül nos impactó más que la series españolas de TVN o las superproducciones importadas de Estados Unidos. Y eso nadie lo puede rebatir.

Mucha gente de la industria deseaba con ansias que se acabará; pero el respetable, en lo más profundo de su corazón, sabe que acaba de vivir una experiencia única y que quedó profundamente conmovido. El último episodio original de la teleserie turca -que fue divido en 3 partes por el canal de Vicuña Mackenna- estuvo cargado de simbolismos y reivindicaciones. Porque a pesar el alargue, el final estuvo a la altura: Kerim, en el cementerio, llora frente a la tumba de su madre y sigue soñando que jamás participó en la noche negra que cambió su vida y la de su amada. Por eso arrasó esta teleserie, porque todos queríamos que esa niña inocente y bella siguiera soñando con Mustafa (Fırat Çelik) y viviera tranquila.

En ese sentido, los últimos 5 minutos son demoledores, porque sabíamos que en la realidad difícilmente se hubiera hecho justicia, porque si Fatmagül hubiera seguido su camino todos hubiésemos sido más felices, a pesar de no haber podido ver toda esta maravilla. Esa fue la gran virtud del último episodio: contarnos de nuevo la historia, pero con un final feliz.

fatmagul kerim

Es verdad que debe haber un montón de producciones con más presupuesto, mejor crítica internacional y que sacan constantes trending topics en Chile y el mundo. Tal vez los intelectuales hubieran sido felices si Breaking Bad hubiese sido la que estuviera en el lugar de Fatmagül o que Isabel hubiese sido un éxito, pero cuando vemos televisión lo hacemos en la intimidad de nuestro hogar y no tenemos que mentir para que no nos menosprecien, sólo disfrutamos y nos dejamos llevar. Al final, Fatmagül nos impactó más que la series españolas de TVN o las superproducciones importadas de Estados Unidos. Y eso nadie lo puede rebatir.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios