• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

¿Adiós reformas?

El moderado nuevo gabinete de Bachelet

Fueron 12 horas más que las 72 anunciadas por la Presidenta ante Don Francisco, por eso la expectación fue casi melodramática. El esperado cambio de gabinete finalmente se concretó entre medio del frío matinal y los periodistas con el ceño fruncido solicitando declaraciones a todo ministro que pasara (incluso a cualquiera que tuviera cara de futuro integrante del gabinete).

A eso de las 9:20 de la mañana, Bachelet hizo ingreso al salón Montt-Varas para dar a conocer los nuevos nombres. A su lado se encontraba un nervioso Rodrigo Peñailillo, que miraba cómo todos lo observaban y cuchicheaban mientras se daba a conocer su reemplazo. El nombre elegido por la mandataria fue el de Jorge Burgos, ex diputado y hasta hoy ministro de Defensa. Para muchos -la derecha y la vieja guardia- esto fue un signo de tranquilidad, mientras para otros fue dar a entender que había algo que moderar. Había que dar alguna señal para tranquilizar a los que están al frente, en la otra vereda.

Sí, los que apoyaron a Pinochet son los que nos dicen qué es moderado o no. Curioso ¿cierto?

Esto se notó también con el cambio del ministro de Hacienda, Alberto Arenas, quien debió dejar su cargo para que en su lugar entrara Rodrigo Valdés, un directivo del mundo financiero -hasta hoy era presidente ejecutivo de BancoEstado- y con un perfil más liberal, el cual busca calmar a los que están intranquilos en el ámbito económico. A estas ganas de cambiar esa supuesta intransigencia, que sólo existe en la cabeza de quienes sostienen un relato, se sumó el ingreso de Ximena Rincón a Trabajo en reemplazo de Javiera Blanco, quien se va a Justicia.

¿Por qué se instaló, en este cambio de gabinete, la idea de que el problema no era la articulación sino la falta de moderación? Tal vez porque desde adentro no se está diferenciando que el principal problema que tuvo la antigua formación política fue en cómo comunicaban los intensos y significativos cambios que se estaban llevando a cabo. Y no los cambios en sí. Esos no eran el problema del gobierno, sino de una derecha -y una ex Concertación- que no estaba acostumbrada a hacer política con otras ideas que no fueran las suyas.

bachelet cambio de gabinete

Hoy lamentablemente -espero equivocarme- estamos inventando en nuestras cabezas que ha llegado una manera de hacer política más moderada, sin entender realmente lo que significa este término en una democracia bastante estática como la nuestra. Porque moderación es lo que ha predominado en la manera en que este gobierno ha estado llevando a cabo su agenda, y eso está bien porque así debe funcionar una democracia sana que requiere hacer cambios de manera reformista. Lo que pasa es que en Chile estamos acostumbrados a que lo democrático sea lo que la derecha y el empresariado planteen como tal. Mal que mal ellos son quienes inventaron este relato y lograron poner en la conciencia colectiva nacional que “lo real” y “lo posible” es eso que implementó la dictadura por medio de la fuerza y la brutalidad. Sí, los que apoyaron a Pinochet son los que nos dicen qué es moderado o no. Curioso ¿cierto?

Se los comió la inexperiencia en la política de primera línea y el hecho de ser muy cercanos a la figura de la Presidenta. Nada más.

Peñailillo, Arenas y Elizalde -este último también se fue por su nulo entendimiento de que en gobiernos deben realizar vocerías diferentes a las que se hacen en campañas-, entre otros, no siguieron en sus cargos porque lo hicieron mal comunicacionalmente. No pudieron afrontar problemas simples de explicar -como los de las boletas del ex ministro del Interior- de manera certera. Se los comió la inexperiencia en la política de primera línea y el hecho de ser muy cercanos a la figura de la Presidenta. Nada más. No porque hayan estado haciendo esa revolución proletaria que los poderes fácticos ven en cada persona que les dice no.

Esperemos que lo que se viene hacia adelante sea un cambio en la articulación y no en las reformas y las maneras en que se han estado realizando, porque sería finalmente el fracaso de una Bachelet que dice estar cada día más consciente de lo que vino a hacer. Y estaríamos, nuevamente, cediendo ante esa concepción de democracia bastante peculiar como es la chilena en donde todo lo que no gira en torno a los intereses de un sector, es rápidamente visto como una debacle.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios