• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

UNA CANCHA DISPAREJA

El pituto: La razón por la que en Chile no puede haber meritocracia

Escrito por MQLTV

    Un sondeo del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) reveló qué cosas dividen a los chilenos y qué otras los hace sentirse parte de un objetivo común. Los resultados indican que los chilenos se inclinan por una sociedad que dé más posibilidades a todos para surgir, pero no necesariamente que se trate de un país donde todos tengan lo mismo. De los encuestados, el 59% no cree que las personas obtienen lo que merecen y el 77% no considera que exista igualdad de oportunidades en nuestro país.

    Para el 93% de los chilenos, el aspecto más importante para surgir en la sociedad es la educación. Sin embargo, el mismo estudio da a entender que aquello que las personas critican son los obstáculos generados por la discriminación, el maltrato y los beneficios mal habidos; es decir, el pituto. Los antes nombrados son cadenas que no permiten lo que sucede en otros países con mayor frecuencia, donde una persona que “salió de la nada” (es decir, no tenía influencias políticas o familiares para obtener un acceso fácil a sus fines), con el suficiente ahínco y esfuerzo, puede llegar a altos mandos y al éxito económico. En Chile, el “hacerse a sí mismo” está difícil.

    En la mayoría de los casos, sucede que los apellidos y los contactos del colegio y universidad pesan más que una vida llena de esfuerzo.

    Rompiendo un mito sobre lo crítica que es la gente ante las personas con altos sueldos, solo uno de cada diez encuestados cree que las diferencias salariales son abismantes. Es decir, hay un respeto al que consiguió gran cantidad de logros, siempre y cuando esto se haya obtenido con esfuerzo, y no con atajos. Eso es lo que indigna a la población.

    El problema no es el reconocimiento de la meritocracia como el camino más correcto para ser exitoso, sino que darse cuenta de que, en la práctica, no es viable. El subdirector del COES, Juan Carlos Castillo, lo explica: “una cosa es creer en el mérito, y otra es evaluar si éste funciona o no”. “A nivel global de la sociedad lo que sobresale es que a los hijos de los que les va bien les va a ir bien, siempre, independiente de si se esfuerzan o no. Y eso también es cierto”, asevera Daniel Hojman, investigador del centro que realizó el análisis.

    El problema no es el reconocimiento de la meritocracia como el camino más correcto para ser exitoso, sino que darse cuenta de que, en la práctica, no es viable.

    Otro dato revelador del estudio es lo mucho que los chilenos se identifican con la clase media. Les resulta más sencillo decir que pertenecen a ella porque, según Emmanuelle Barozet, investigadora del centro y profesora del Departamento de Sociología de la Universidad de Chile: “Pasa en muchas partes, no sólo en Chile. Decir que uno es pobre puede resultar vergonzoso y que uno es rico, soberbio. Por lo tanto, por comodidad, pudor, facilidad o falta de conocimiento, en general entre el 60 % y el 80 % se identifica de clase media”.

    Al final, la conclusión es una sola: pareciera ser que el único camino para llegar a cierto bienestar y relajo económico es pertenecer a ciertos grupos de privilegios. Cualquier persona que quiera desafiar esa tendencia tiene el camino cuesta arriba. En la mayoría de los casos, sucede que los apellidos y los contactos del colegio y universidad pesan más que una vida llena de esfuerzo.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios