• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

autofuna

EN VIDEO: José Piñera se fue al carajo en TVN y se deja ver tal cual: enajenado, arrogante y delirante

Escrito por MQLTV

    Lo fuerte de la entrevista a José Piñera -asesor y ministro estrella de Pinochet- es que nos hizo recordar a muchos el dolor de vivir en un país dónde no se puede hablar; dónde el invitado, José Piñera, hace callar al dueño de casa, y además, desafía el vox populi con una tapizada de mentiras.

    La entrevista a José Piñera me recordó el carerrajismo de la mentalidad neoliberal respaldada por la milicia que tanto me disgusta a mí y a muchos otros.

    La actitud de Piñera en la entrevista me hizo recordar a la DINA, a Pinochet, al 73, en especial con el desparpajo que la gente que mandaba decía lo que querían: cuándo, cómo y dónde querían. Así nomá.

    Sin embargo, Piñera, al haber grabado a las 2:30PM, y dándose cuenta del embrollo en el que se encontraba, prefirió darle “la exclusiva” a Mega. Pero hasta en el Mega le fue mal.

    A eso de las 11:30PM del miércoles 3 de agosto, -con una parrilla deplorable e inmejorable que incluso va a sacar del aire a “Buenos Días a Todos” para transmitir los JJ.OO. Río 2016 (otro desastre mediático)- TVN decidió con cojones, transmitir al aire lo que va a ser la entrevista sociopoliticaeconomica de la década.

    “El Informante” de TVN, en un solo episodio, me hizo recuperar la fe en TVN y por ende, en la humanidad. No sé, me gusta el TVN de antes, y anoche fue algo así como ver un Informe Especial. Me dio la sensación de haber visto algo que realmente importa; algo que nos importa a todos.

    Comienza el show

    Cuando Piñera, José ve el clip recopilatorio que le presentan en el programa, su incomodidad, molestia y desdén se vuelve más que evidente. Al evidenciar la actitud arrogante, combativa y altanera de Piñera, Juan Manuel Astorga tomó control de la situación de manera pasiva-agresiva, dejando que Piñera se hiperventilara dando argumentos falsos, basados en estadísticas sesgadas.

    La entrevista nos muestra a un JP mitómano y déspota, que trata a José Manuel Astorga de la peor manera una y otra vez. Después de lo de anoche, Astorga se convirtió en el Ave Fénix del área periodística de TVN y además, se puede jactar de ser nuestro propio Anderson Cooper chileno. Pero además, Astorga & Cía. le pasó la cuenta JP en el minuto 34 de la entrevista de una manera épica. De súbito, Astorga pasa de entrevistador pasivo a activo y se va con todo contra JP -poniendo en jaque todos sus dichos- haciendo que nuestro querido JP pierda los estribos a un punto tal, que su mentalidad sexista y clasista queda en total evidencia ante un público que se manifestó en tiempo real en su contra de manera voraz en twitter y facebook.

    La labor periodística de Astorga es cuestionado por muchos, que dicen que por ejemplo no dijo que para recibir los $600.000 de jubilación a los que Piñera se refiere en la entrevista, se debe cotizar por 30 años con un salario de 1.2 millones de pesos. Pero la entrevista es un rubí porque nos deja ver cuan bajo se le puede patear al “neopueblo chileno”: una masa popular que comparte un mismo problema: ser pobre. Lidiar con el hecho de tener que vivir en un país dónde el sueldo mínimo y la inflación rigen el malvivir de un gran segmento de la población se ha vuelto el pan de cada día. El abuso por parte de las grandes empresas y del gobierno ya es una noticia a la que las generaciones nuevas están acostumbradas. Por eso los jóvenes ya no creen. Por eso que ya no hay izquierda ni derecha. Pero claro que el compañero JP no lo sabe; si hasta citó una editorial de El Mercurio para defenderse.

    La pobreza en Chile se esconde bajo un concepto implantando que ahora nos parece normal: “no me alcanza”, o “es fin de mes”. Pero filo viejo, lo ponemos en la tarjeta, y nos endeudamos, ¿qué tanto? Si total, mi generación se ha endeudado tanto que ya se ha convertido en un estilo de vida.

    Lo único que Piñera logró con esta entrevista en TVN -y la que decidió dar en el noticiario del Mega de puro picado porque no lo dejaron hacer lo que él quería en TVN- fue trazar la distancia entre un ciudadano chileno común, y él. Trazó la distancia entre el chileno común y la élite que escribe las leyes, y los que perciben de ellas. La élite que escribe las pautas editoriales de los diarios y los programas de TV que crean el microclima chileno.

    La entrevista de Juan Manuel Astorga pasará a la historia como algo que causó un impacto mediático sin precedentes, pero no por ser una gran entrevista, sino porque la verborrea ideológica de José Piñera dejó entrever y poner en el tapete, una vez más, las diferencias económicas y sociales que hay entre los chilenos.

    Al final, la triste ironía es que el “neopueblo chileno” sigue siendo un grupo de gente desplazada, marginada y subyugada que resulta ser mucho más amplia de lo que se piensa o aprecia, y se manifiesta y se ve solamente en marchas, o en su indignación a través de las redes sociales.

    A pesar de que alguien como José Piñera vuelva a Chile con un nivel de arrogancia estratosférica, y que pareciese ser que todo está en contra de la justicia social, Chile está cambiando y algo está pasando.

    Lento, pero seguro. Nuestro escenario va a cambiar.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios