• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

La Mujer Rota

Enviar manuscritos a editoriales

Llegó el fin de año y se cierra ya el año editorial y el calendario de muchos editores. O tal vez nunca se abrió y buscaron a autores a dedo, como lo hice yo también este año en la micro-micro-micro-editorial Los Libros de la Mujer Rota, porque tenía muy clara la base de la editorial, pero luego y de todas formas decidí abrir la recepción de manuscritos por un mes para ver qué es lo que sucede en términos editoriales cuando uno decide abrir la recepción de manuscritos, ya que parto de la base de que algo te puede sorprender más allá de lo que crees que te gustará y de las lecturas que vienes haciendo y eso espero que me suceda, pero en realidad da lo mismo, no es necesariamente que quiera hablar de la editorial que coordino, sólo pensar qué decirle realmente a las personas que a diario me preguntan “dónde envío mi manuscrito, dónde, dónde, dónde, dónde por favor”. Es que cada día alguien me detiene y me dice “oye, a qué editorial crees que puedo enviar mi manuscrito” e incluso a veces me envían e-mails, me saluda un amigo y me lo pregunta, o a veces por chat, por DM, alguien que me cae mal, alguien que no me habla hace años, gente que no conozco de nada y que no conozco sus procesos de escritura, y a veces temo que me pare alguien en el supermercado o en el banco y me diga “oye, dónde puedo enviar mi manuscrito” y yo me quede así, impávida, con las verduras que estaba comprando, con los huevos quebrados en el suelo o con el depósito del banco a medio llenar.

 manuscrito

El tema de las editoriales y los manuscritos es todo un conflicto, porque en realidad es una de las cosas que no tienen lógica en esto que es el sistema editorial. Es casi un tema divino, del más allá, así lo siento cuando pienso en Bolaño y cuando encontró a Herralde y nació de eso un amor infinito editorial. O en Jerome Lindon y Jean Echenoz, relación de amor y odio del cual nació el libro Jerome Lindon del mismo Echenoz, donde contaba los años de trabajo con el mismo editor y la forma en que se conocieron. O la ya clásica de Carver y Gordon Lish.

A veces no sé qué contestar, porque en realidad todo esto es demasiado complejo y sin sentido. Incluso Tao Lin me dijo una vez “oye, ¿dónde vas a publicar ahora?” Y yo le dije “no tengo idea” y me contó su experiencia con su editor, con su agente y lo mismo, todo producto de una especie de azar extraño, porque no digamos que los textos que no se publican son malos necesariamente, ni tremendamente maravillosos, ya hablamos de este punto la semana pasada, además y de base, no hay bien ni mal en el arte, como dice el mismo Tao Lin en uno de sus ensayos y, sobre todo, en su Twitter:

Realmente no sé qué contestar porque he visto textos en taller que habría publicado por sobre todos los libros publicados hoy en Chile, pero el punto es que no entran dentro de un circuito, ya sea porque son personas que nadie “conoce”, porque no son conflictivos, porque no la supieron hacer o no sacaron un discurso que trasciende a su libro y lo que hace realmente de sus vidas.

Ahora bien, igual tengo que armarme de una respuesta frente al otro, con eso asumo un punto de vista y responsabilidad.

Antes de seguir, creo que este texto lo saqué de muchas de las conversaciones que he tenido con autores, editores, de mirar catálogos editoriales y de todos esos relatos o formas en que llegan a publicar son producto de un azar o una fuerza del más allá. Pero, de base, sí creo que nadie está muy conforme con su editor nunca, porque el editor es un tema complejo en la cabeza de todo el que escribe, a no ser que publiques en la editorial que siempre quisiste publicar y no te expulsen al año que viene por no haber hecho las metas de ventas que se esperaban de ti o de tu nombre. O al menos que pilles en tu vida un editor como Jerome Lindon, Herralde, Jacobo Siruela, Pere Sureda, Constantino Bértolo o Gastón Gallimard.

El tema de las editoriales y los manuscritos es todo un conflicto, porque en realidad es una de las cosas que no tienen lógica en esto que es el sistema editorial. Es casi un tema divino, del más allá.

¿Por qué decía que es un tema casi divino o regido por las reglas del azar?

Primer punto para que vayamos desarticulando este misterio, y tal vez casi primer y último punto: ¿qué publican o aceptan las grandes editoriales? Uno diría, casi sin pensar, libros vendibles. Pero no, las grandes editoriales no sólo publican a best sellers, también publican a sujetos que venden dos o tres libros, y aunque estos sujetos no sean fantásticos en términos literarios ni los conozca más allá de su abuelita y dos vecinos. Primer punto entonces para anotar.

Segundo punto y obvio de obvio: esas grandes editoriales también publican libros best seller obviamente y de eso no hay nada que acotar, eso no es un misterio, pero el punto 1 sí lo es.

editorial

Tercer punto: las pequeñas editoriales -o llamadas independientes, indie, microeditores, editores nacionales- no publican libros a gran tiraje o posibles best sellers, pero sí quieren vender ya que generan productos, y todo el que genera productos los quiere vender. Ahora, publican libros que quieren publicar y libros que no quieren publicar. Eso es obvio. Al igual que las grandes, publican por un abanico de razones, por razones de gusto, de estética, razones políticas, económicas, amiguismos, devolver la mano, desamiguismos, vecinos, amantes, sexo, rock and roll. Y eso es innegable. Se nota al mirar catálogos y uno siempre sospecha de algunas de las razones, y esto no lo digo en mal rollo, sino que supongo que nadie se puede regir en su vida sólo por razones de estética o autocomplacientes. También hay razones sociales, éticas, amorosas y políticas de por qué publicar o no un libro.

Entonces, no sé qué más decirles realmente a esos sujetos que se me acercan en supermercados a preguntarme dónde publicar sus libros, es que creo que es un tema que no tiene solución. Es sólo producto de algo que nos trasciende. ¿Cómo resuelvo esa pregunta entonces? ¿Qué les digo a mis alumnos, a los seres que buscan en los bancos o plazas a sus editores, a los que los buscan en la oscuridad a su editor?

La recepción y aceptación de manuscritos no es un tema moral ni estético, sino que se abre a toda la posibilidad del azar.

Mira, no sé, yo que tú hago una lista de todas las editoriales que te gustan, de las que conoces, de las que existen, de las que crees que tu libro se ajusta, de las que te cobran y las que te pagan, de las que jamás pensaste en publicar, de los que publican los temas de moda, de los que publican según el gusto de los críticos, de los que publican a los mismos que ya están probados en otras editoriales, de los que buscan mayor riesgo, de los que te gusta su línea editorial, de la que te gustan sus portadas, de las que te cae bien el editor, de la que lleva tus mismos pantalones o plataformas, de la que encuentras guapo al editor o editora, de las que odias al editor, al editor o editora que encuentras idiota o ilumniadx, de las que crees que te van a publicar porque escribes bien, porque venderás, porque eres lindo o feo, porque tus amigos o grupo de amigos publica ahí, porque el autor pertenece al mismo partido político, porque bailaste con él en una fiesta editorial, porque tuviste sexo con él o ella, porque estudió en la misma facultad, es del mismo pueblo, de tu misma generación literaria, es un pariente, etc.

Luego de hacer todas las ecuaciones diversas que se te ocurran de enviar un libro a alguna parte, busca los correos de los editores, y desde ahí envía un e-mail y pregunta si reciben manuscritos, pero te digo desde ya que eso es muy difícil, que no es que quiera decirte que tienes que meterte en un circuito o escribir demasiado bien, sino que no puedo decirte qué hay detrás de ese misterio. Porque tampoco es una fórmula que uno puede determinar a no ser que seas un sujeto que vende como condenado y ya, lo tienes, la ley del mercado. Sólo creo que la recepción y aceptación de manuscritos no es un tema moral ni estético, sino que se abre a toda la posibilidad del azar.

(Aunque ojo: en Los Libros de la Mujer Rota sólo publicamos los libros que nos gustan).

Sí, lo sé: S.O.S.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios