• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Dios nos libre

ESCÁNDALO: Así habría encubierto el Cardenal Errázuriz a los inculpados en el Caso Karadima

Escrito por MQLTV

    Cuando quedan pocos días para que se inicie el proceso de rendición de pruebas de los involucrados y semanas para que comience la declaración de testigos en la demanda civil levantada por las víctimas del Caso Karadima, el abogado de los afectados, Juan Pablo Hermosilla, tuvo acceso a cartas que revelarían la implicancia que tuvo en su momento el Cardenal Javier Errázuriz en los intentos de encubrimiento a los delitos sexuales que ocurrieron en la parroquia de El Bosque.

    Si bien desde la Corte de Apelaciones se dictaminaron efectivas las acusaciones en contra del controvertido sacerdote, las mismas quedaron prescritas debido a que “los antecedentes probatorios reunidos en esta investigación y los hechos justificados en la causa, permiten establecer que las conductas constitutivas de delito tuvieron lugar entre los años 1980 y 1995”. Es decir, se dio cierre a la investigación gracias al paso del tiempo y falta de pruebas en delitos cometidos después de la última fecha indicada.

    1978610

    A pesar de esto, las víctimas del ex sacerdote, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo iniciaron una demanda civil en contra de la Iglesia, tras dar por finalizado en 2014 el “proceso de conciliación” y reparación a las víctimas de Karadima -proceso que buscaba un acuerdo entre las partes para evitar el juicio legal-. Dentro del contexto de esta demanda fue que al equipo de Hermosilla se le hizo llegar la documentación de manera anónima, sobre el supuesto encubrimiento del ex Arzobispo de Santiago para con los delitos de Karadima.

    Según la defensa de las víctimas, estas misivas darían a entender las intenciones de Errázuriz a favor de sus protegidos cuando ocupaba el más alto cargo de la Iglesia Católica chilena. “Nos llegó información en forma anónima y confidencial que muestra una serie de antecedentes a los cuales no habíamos tenido acceso, pero que venían circulando en el tiempo a propósito de lo que sería la confirmación de indicaciones de parte de las autoridades eclesiásticas de la época. En particular del Cardenal Errázuriz por, derechamente, dar instrucciones de cómo encubrir y cómo tapar los distintos ángulos del caso a medida que iba avanzando. Estamos en proceso de examinar toda esta información, hemos recibido algunos documentos de alto interés y creemos que es importante que esto sea conocido”, señaló Hermosilla.

    Una de las dos cartas a las que tuvo acceso la defensa de los demandantes, y que el pasado lunes 7 de septiembre publicó de forma exclusiva The Clinic, dejaría también en evidencia el rol protector que ejerció la autoridad eclesiástica con uno de los discípulos directos de Karadima y sacerdote de la parroquia Jesús Carpintero de Renca (dependiente de El Bosque) Diego Ossa, a quién en 2010 se le acusó cometer abuso sexual en contra el ex feligrés Óscar Osbén, durante el 2003.

    1981394

    En la carta para Ossa, emitida en julio de 2010 y que cuenta con el logo del Arzobispado y la propia firma de Errázuriz, se pueden leer instrucciones para amortiguar las consecuencias de las acusaciones en contra del cura de Renca. Dichas instrucciones se enfocaban en cómo explicar el pago de 10 millones de pesos que se le hizo a Osbén por parte del ex abogado eclesiástico de Karadima Juan Pablo Bulnes, en medio de las investigaciones. El plan que la ex máxima autoridad católica le explicó a Ossa, se trató de encubrir el pago como un “acto de caridad”, considerando el malestar económico y emocional que Osbén le había confesado anteriormente al párroco de Jesús Carpintero.

    Uno de los párrafos más explícitos de dicha misiva dicta “Seguramente recuerdas mi proposición para hacer más verosímil tu versión: que el dinero entregado era una obra de misericordia, y no una medida para acallar a un denunciante. Te propuse que fuera don Juan Pablo Bulnes, es decir, el abogado que conversó con el Sr. Osbén sobre el tema –que le aclaró que el dinero se le entregaba por caridad y no por otro motivo, y que fue testigo de su angustia-, y no tú mismo, que eras el supuesto acusado. No sé qué razón decidieron que fueras tú el que hiciera la declaración. Lo siento, porque una declaración tuya, que aparecías bajo sospecha, para la gran mayoría de los lectores (seguramente, no así para la gente cercana a ti), no podía disipar la sospecha”. Tras una algo perturbadora bendición y despedida, el entonces Arzobispo de Santiago se despide con su firma.

    Profesores_titulares_y_adjuntos_participarán_en_la_elección_del_Comité_de_Búsqueda_para_el_nombramiento_del_Rector_UC

    Pero además de esto, en la otra carta Errázuriz le aconseja a Karadima cómo afrontar su situación, ahondando en cuatro puntos clave: La celebración de sus “bodas de oro” como párroco de El Bosque, la situación de los jóvenes de su parroquia, su destitución como sacerdote y la presunta calidad de castigo de dicha destitución.

    Lo inquietante de esta última misiva (que ya de por sí deja mucho que desear), es saber que el ex Arzobispo conocía desde al menos dos años las acusaciones de abuso sexual en contra de Karadima y aun así no parece reprochar ni desmentir estos aberrantes actos. Es más, en la carta Errázuriz usa un tono amistoso y halagador con el cual recomienda explicar a los feligreses de la parroquia de El Bosque, el cambio de mando que haría con su mano derecha, el cura Juan Esteban Morales (condenado en 2013 por ejercer “abuso de poder”), con la siguiente excusa: “En la diócesis se está introduciendo la costumbre de cambiar a los curas párrocos cada 10 ó 12 años. Yo llevo 22 años y ya cumplí mis 75 años de edad”.

    fernando-karadima

    Incluso, el Cardenal anima a Karadima a “dar este salto en la fe, en la confianza, en la esperanza y en el amor. Usted comprobará cuánto crece su libertad interior y su abandono en las manos de Dios, como también su capacidad de orientar a otros sacerdotes diocesanos, cuando imite a la Virgen María que dejó Nazareth para ir donde su prima Isabel, que dejó Nazareth para dar a luz en Belén. Que dejó Israel para ir a Egipto, y que dejó la Tierra Prometida, cuando partió con Juan a otros lugares y llegar probablemente a Éfeso”, comparando de una extraña e incómoda forma al acosador con un santo católico.

    Estas cartas podrían ser decisivas y bastante comprometedoras para la casta eclesiástica chilena, que hasta el momento no ha dado su versión de estos hechos y que según la defensa oficial, a cargo de Nicolás Luco Illanes, habría revisado toda la documentación pertinente para asegurar que no existió responsabilidad institucional en el Caso Karadima, es decir, hasta el momento la iglesia católica no ha reconocido su participación en estas acusaciones.

    Te dejamos con los documentos, publicados por The Clinic online, para que saques tus propias conclusiones.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios