• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

LA LUCHA RECIÉN COMIENZA

FEMINISMO: ¿Qué es lo que ellas quieren?

Escrito por MQLTV

    ESTE ES EL VIDEO MÁS VISTO EN MQLTV:

    El aborto, los sueldos que reciben las mujeres, la misoginia, el rol de la mujer en la sociedad y el sexismo del que son víctimas ellas son algunas de las banderas de lucha del feminismo, definido por la Real Academia de la Lengua Española (RAE) como la “ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”.

    VIOLACIÓN

    En nuestro país son diversos los colectivos que han tomado a la mujer como su bandera de lucha, concretamente buscando reivindicaciones respecto del menoscabo del que ha sido históricamente objeto. Con esta motivación es que han surgido distintas organizaciones, caso de la Fundación Instituto de la Mujer, Miles Chile y La Alzada-Acción Feminista, entre otras.

    El feminismo desde la literatura

    En el ámbito de la literatura existen numerosas representantes de la causa en Latinoamérica que han usado su tribuna editorial propia para expresarse acerca de un tema tan antiguo como la existencia del ser humano como especie.

    juana_ibarbourou

    Juana de Ibarbourou: La extinta creativa uruguaya llegó a ser considerada justamente una pionera del feminismo por su forma de retratar el erotismo de la mujer, además de abordar con sarcasmo e ironía el muy acotado rol del sexo que representó en la sociedad de su época. Ejemplos en su inagotable aporte a la literatura hay varios. De ellos tomamos un fragmento en el que, a través de su pluma, transparenta su sentir frente a un entorno social que la ahogaba y limitaba.

    “Si yo fuera hombre, ¡qué extraño, qué loco,
    tenaz vagabundo que había de ser!
    ¡Amigo de todos los largos caminos
    que invitan a ir lejos para no volver!

    Cuando a mí me acosan ansias andariegas
    ¡qué pena tan honda me da ser mujer!”

    Muy cerca de su tierra natal encontramos a Gabriela Mistral. En nuestro país la Nobel de Literatura abrazó el discurso feminista y lo llevó a algunas de sus composiciones. La poetisa chilena destacó, durante su etapa más fértil, trabajando en función de su admirado y laureado talento, por ser la responsable de una poesía con un sello profundamente humanista en la que relevó a las protagonistas de sus historias, a las mujeres y su cotidianeidad más pura, con especial enfoque en madres y docentes, estando siempre presente la crítica social respecto de la situación de desmedro en que se encontraban (y se encuentran) las trabajadoras.

    gabriela_mistral

    Aunque en su época no se relevaron particularmente las evidentes manifestaciones de feminismo presentes en su literatura, en la actualidad la mujer tras “Sonetos de la muerte”, es considerada como una de las más célebres feministas que ha visto nacer Chile.

    Alfonsina Storni es una creativa argentina definida como una poetisa posmodernista, además de ser escritora y periodista. Desde su marcado feminismo la transandina defendió permanentemente el derecho de la mujer a sufragar, al tiempo que hizo públicos sus cuestionamientos a los estereotipos de género. Paralelamente vivió en permanente conflicto con su sexo y las limitaciones sociales a las que se vio enfrentada durante su existencia.

    Desde otros lugares y plataformas, las manifestaciones de la corriente han sido diversas, lo que queda demostrado en nuestro compilado.

    “Me atrevería a aventurar que Anónimo, que tantos poemas escribió sin firmarlos, era a menudo una mujer”, dijo en una oportunidad Virginia Woolf. “Yo no deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas”, sostuvo en la misma línea Mary Wollstonecraft, al tiempo que se preguntaba ¿quién ha erigido al hombre en único juez si la mujer comparte con él el don de la razón?. Rebecca West, por su parte, se quejaba denunciando: “la gente me llama feminista siempre que expreso sentimientos que me diferencian de un felpudo o de una prostituta”. Lo real y evidente es que declaraciones como las precedentes revelan una avidez femenina por ser reconocida en igualdad de género, una cruzada que muchas no abandonan, pese al discurso de algunos que insisten en posicionarse en lugares de avanzada respecto de la mujer, a quienes incluso cosifican a través de distintas plataformas y un discurso que para miles de mujeres resulta menoscabante, indigno y hasta cruel.

    La historia de una pionera del feminismo

    Cuando corría 1792 y en un ejercicio bastante vanguardista y revolucionario para la época, fue justamente la aludida Mary Wollstonecraft quien irrumpía públicamente con un discurso que en nuestro tiempos es considerado como una de las piedras angulares del surgimiento del feminismo. A la autora de una de las obras que se considera fundacional del feminismo, “Vindicación de los derechos de la mujer”, la llegaron a llamar “la hiena con faldas”.

    mary

    Su historia personal la motivaba e impulsaba. Wollstonecraft , quien nació en la Inglaterra del 1759, aterrizó en el mundo real como la segunda de cuatro hermanos de una familia jamás carenciada de recursos, situación que se mantuvo hasta que terminó arruinada como resultado del despilfarro al que se entregó su padre, un aficionado a los caballos y la bebida. Esto la condicionó a crecer protegiendo a su madre de los arrebatos de violencia del patriarca de la familia, quien durante muchos años sometió a su cónyuge y a sus hijos  a agresiones que transitaban desde lo verbal a lo físico.

    En las cartas que escribía a sus escasos 15 años, ya se veía como “una vieja solterona” que insistía en su voluntad de no casarse nunca. ¿Cómo fue que se mantuvo en esta postura? A través de trabajos propios de las mujeres de su época, luego de lo cual se empleó como dama de compañía, docente en una escuela “para señoritas” y, posteriormente, institutriz de una aristocrática familia, asumiendo todos y cada uno de los sucesivos roles que las reglas de “decencia” de su época le tenían reservados.

    Tras el deceso de su madre se asume ante la vida con particular y vehemente rebeldía, alejando a su hermana que acababa de dar a luz de los malos tratos de su cónyuge y llevándosela a vivir con ella en lo que fue un acto insólito e incluso escandaloso para su época, un arrojo cuestionable viniendo de una mujer a quien tampoco se miraba bien si decidía vivir sola, alejada de sus padres, maridos, hermanos y, lo fundamental, sin ninguna autoridad masculina imponiéndose a su propia voluntad.

    Una sociedad con respaldo relativo a la mujer

    Un álgido debate se ha generado en nuestra sociedad producto de la discusión social y parlamentaria del proyecto de ley que permite a las mujeres interrumpir su embarazo (en casos de inviabilidad del feto, violación y riesgo de la vida de la madre) que terminó finalmente el trámite de la comisión de Salud del Senado y que, a comienzos de septiembre, votó el proyecto que despenaliza la interrupción de la gestación, específicamente con tres parlamentarios de la Nueva Mayoría, Carolina Goic (DC), Guido Girardi (PPD) y Fulvio Rossi (PS), respaldando la idea de legislar la iniciativa del Gobierno, lo que incluso hizo emocionarse a la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual. “Las niñas, adolescentes y mujeres del país necesitan una respuesta del Estado. No una respuesta que no sólo no penalice, sino que por sobre todo las contenga y las respete en sus propias convicciones, en sus propios pensamientos”, dijo al borde de las lágrimas la secretaria de Estado tras una votación que tomó como un avance para una sociedad castradora y castigadora con la mujer, a quien no se le valida como ser sujeto a derechos inalienables. Tanto así, que un Congreso integrado mayoritariamente por hombres, tiene hoy en sus manos la posibilidad de decidir por ella.   

    feminismo

    Pero hay más. En nuestro país existen otros lugares desde los que se menoscaba al denominado “sexo débil”.

    Uno de ellos tiene que ver con las remuneraciones que recibe la mujer, tal como lo certificó una encuesta hecha por el Instituto Nacional de Estadísticas que se oficializó en agosto del año en curso y donde se constató que el 2015 los ingresos mensuales medio y mediano de las mujeres llegaron a 402.212 y  293.190 mil pesos, cifras que se contraponen brutalmente a las percibidas por los hombres, que alcanzaron 587.807 y 390.106 mil pesos.

    Paralelamente, un informe vuelve a certificar la condición de desmedro en que se encuentra la mujer respecto del hombre. En esta oportunidad se trata de una investigación a cargo de la consultora Mercer Chile que alerta acerca de distintos ítemes en los ellas son menos valoradas que el sexo opuesto.

    A saber: sólo un 3% de las gerencias generales es ocupada por representantes del sexo femenino. Las conclusiones se encuentran alineadas con los resultados arrojados por el estudio Total Remuneration Survey (TRS) 2015 elaborado por la consultora Mercer Chile que en su última versión tomó como universo una muestra total de 357 empresas y 250 mil trabajadores.

    Y las cifras vuelven a sorprender, pese a ser parte de la histórica cotidianeidad de la mujer chilena, esa en la que los hombres gerentes generales perciben remuneraciones hasta un 20% más que las mujeres en análogos cargos, que obviamente son privativos para ellas, quienes sólo en un 3% acceden a ellos. Respecto de los sueldos, la situación sigue siendo tristemente desigual. Específicamente los promedios mensuales de ellos bordean los $15,7 millones, bastante más que los $13 millones a los que pueden aspirar quienes también tienen sobre sus hombros la responsabilidad de ser madres.

    En otras posiciones las situación no es distinta. Específicamente en lo que respecta a directores y posiciones gerenciales diversas, donde las remuneraciones también son diferenciadas. Así, los directores hombres ganan un sueldo mensual promedio de $10,2 millones, versus los $8,7 millones que reciben las mujeres. En lo que refiere a cargos gerenciales, la generalidad de ellos ingresa mensualmente a su cuenta corriente $4,1 millones, superando los $3,6 millones de ellas.

    En la categoría profesionales, la situación se vuelve a repetir, ganando las mujeres un promedio mensual de $850 mil con una ocupación del 45% de la oferta del mercado laboral, mientras que los hombres pueden acceder a $1 millón y un 55% de participación del área.

    No se observan ítemes en los que se favorezca a la mujer. De hecho cuando se habla de técnicos u otros cargos operacionales, las mujeres siguen castigadas. De acuerdo a Mercer, siendo su remuneración promedio de $360.849 con una ocupación del 38% de las posiciones de trabajo, mientras que los hombres ganan $451 mil y se quedan con el 62% de la oferta disponible.

    Un eterno cuestionamiento

    Paralelamente, en nuestro país el respaldo a la mujer ha confrontado incluso a integrantes del mismo sector político, como fue el caso de la ex ministra Sernam, Schmidt, quien cuestionó un chiste del entonces presidente Sebastián Piñera en medio de una visita oficial a México, el 2011.

    Específicamente el comentario del otrora dueño de CHV que causó la molestia de varias mujeres de su entorno más cercano, fue, “¿sabe usted cuál es la diferencia entre un político y una dama?. Cuando el político dice que ‘sí’ quiere decir ‘tal vez’, cuando dice ‘tal vez’ quiere decir que ‘no’ y cuando dice que ‘no’, no es político. Cuando una dama dice que ‘no’ quiere decir ‘tal vez’, cuando dice ‘tal vez’ quiere decir que ‘sí’, cuando dice que ‘sí’ no es dama”.

    La cónyuge de Piñera se manifestó quitándole el piso y sosteniendo que “algunas bromas son buenas, otras no. La de políticos y mujeres no me gustó”, dijo Cecilia Morel.

    Por su parte desde el Observatorio de Género y Equidad su directora, Natalia Flores, catalogó la intervención de Piñera era “una agresión a la mujer chilena”.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios