• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Así estuvo

FESTIGAME 2016: Lo bueno, lo malo y lo feo

El fin de semana recién pasado se realizó la versión 2016 de la convención de videojuegos más grande del país que vio a más de 45.000 niños y adultos con alma de niño emigrar hasta Espacio Riesco, que se inauguró este año como sede de Festigame.

Como todos los años, quise hacer un balance de lo bueno, lo malo y lo feo de este masivo evento que nos movilizó por 4 agotadores días.

Lo Bueno.

El año pasado lo principal que había que mejorar era el espacio donde se llevaba a cabo este evento, y al parecer mis plegarias no llegaron a oídos sordos y se trasladaron al gigante Espacio Riesco que aún así se vio sobrepasado de gente.

La distribución de los espacios estuvo precisa, con dos áreas de comida gigantes, una de ellas al aire libre, lo cual se agradece. De todas formas el sábado y domingo hubo una falta de lugares donde sentarse a comer, lo que solucionaron con la implementación de más y más grandes sillas y mesas.

Los días del fin de semana fueron los de mayor afluencia de público y se notó, pero en ningún momento el lugar colapsó, como ocurría con la Estación Mapocho.

Este año XBOX se las mandó con un stand gigante, espacioso y con muchas consolas para jugar títulos de estreno y grandes éxitos de la XBOX One.

La tienda de poleras “Safari Outlet” tuvo a lo largo de los 4 días una oferta de dos poleras por $5.000. Buenas, bonitas y baratas. Me compré muchas promos. Que vuelvan el próximo año.

Lo malo.

Como siempre en este tipo de eventos, lo malo fueron los precios.

En el lugar de comidas no se podía comprar nada con menos de 4.000 pesos y la espera para recibir el pedido era enorme. Los distintos food trucks que había a disposición se vieron superados por la demanda del público, se les acababan rápidamente las opciones disponibles y la calidad iba en picada a medida que avanzaban los días.

Nuevamente las esperas son protagonistas en Festigame, para poder jugar 3 minutos un juego en el stand de Playstation, había una espera de por lo menos 30 minutos. De la misma manera que el año pasado.

Un stand que eché mucho de menos fue el de Nintendo. Iba con la ilusión de que hicieran algo como en el E3, dedicado 100% a LoZ Breath of the Wild, pero brillaron por su ausencia. Según lo que pude averiguar, por falta de títulos de lanzamiento nuevos en esta temporada, lo que hace su presencia en Festigame una perdida de tiempo y dinero.

Los invitados de este año estuvieron un poco tibios. Todas las casas trajeron al gerente de marketing, al director de proyecto, al gerente del asistente del ayudante del que iba pasando y vio cuando estaban desarrollando el juego de moda. Los fans quieren ver a los protagonistas, no un autógrafo del que le paga los sueldos a los protagonistas.

Siguiendo la pataleta por los precios, las tiendas de videojuegos estaban estratosféricamente caras. Títulos del 2013 de PS3 a $20.000 pesos. Un robo. Lo que sí les doy es que los precios estaba competitivos, en un mismo título había una diferencia de hasta $5.000 pesos entre las distintas tiendas. Aún así, la oferta más barata estaba grosera.

Lo feo.

A pesar de que Espacio Riesco es un lugar grande y cómodo para realizar el evento. La movilización para la gente que no va en auto es una pesadilla. Dejando de lado que cobraban $4.000 pesos por el estacionamiento. Si ibas en transporte público estás destinado a mamarte un regreso a tu hogar sacado de la peor pesadilla.

La única forma de llegar hasta el recinto es a través de dos servicios de micros alimentadoras (las de colores que te dejan en el metro) las cuales claramente no tienen la capacidad para transportar a las miles de personas que salen practicamente a la misma hora del lugar. Algo así como el peor caso de hora punta en la historia del Transantiago,

Por lo demás, el flujo de estos buses disminuye considerablemente el fin de semana, lo que hace de toda esta experiencia algo aún más molesto. No hubo buses de acercamiento desde distintos puntos y no hubo plan de mitigación con Trasantiago, como lo que se hace con Lollapalooza en el que el metro funciona hasta más tarde los días del Festival.

El resultado fueron largas esperas en paraderos y micros atestadas de personas. Hay que comprender que el grueso del público se movió hacia el lugar en transporte público.

En conclusión, Festigame ha mejorado considerablemente su organización. Hay más comodidades pero aún queda mucho por mejorar.

 

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios