• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

gepe, charlas y pop

Festival Neutral Día 1: Cómo funciona la música

Escrito por MQLTV

    Había alegría en el ambiente y algo de nerviosismo. Jóvenes caras se levantaron temprano para llegar a las salas subterráneas del Centro Cultural Gabriela Mistral para ser parte de una serie de charlas realizadas por diversos expertos en materia musical en Chile, quienes expusieron sobre tópicos como la cantidad de creación nacional en las radios, la dificultad de realizar festivales masivos y la importancia del rol del productor en una obra discográfica.

    Así comenzó el Festival Neutral, evento organizado por el sello Quemasucabeza, y que anualmente crece en panoramas para satisfacer la demanda de los oyentes interesados en saber algo más que ver cómo suenan sus bandas favoritas en vivo. Este año las charlas fueron el plus novedoso que tuvo gran acogida por estudiantes de periodismo e incipientes músicos, quienes quisieron saber de cerca cómo funciona la industria. En los cuatro paneles realizados el pasado jueves, las dudas sobre cómo llegar a ser un artista reconocido o poder armar una escena de peso fueron constantes. Incluso una madre pidió consejos a destacados productores como Milton Mahan (Dënver) y Cristián Heyne (Supernova, Javiera Mena), para conocer el camino que debe seguir su hijo para ser un cantante exitoso. No sabemos si quedó conforme con la respuesta, pero al menos tuvo la recomendación de tipos que han sabido de cerca cómo funciona la música.

    Fuente: Instagram Quemasucabeza

    Fuente: Instagram Quemasucabeza

    Pero claro, los conciertos son el atractivo principal del Neutral, y para este primer día, los atractivos fueron dos: la visita del argentino Daniel Melero, quien encantó al publico que desbordó la Sala A2 del GAM con sus remozadas versiones de una buena parte de su catálogo, desde sus inicios junto a la banda new wave Los Encargados hasta sus recientes trabajos, (presentes en el álbum “Piano II”). Todo en clave acústica acompañado sólo sus canciones por un piano.

    A la par, en el Teatro Cariola se vivía algo muy especial: una buena parte de los asistentes sintieron esa cosquillas de la adolescencia perdida al ver un show que reflejó cómo han cambiado las cosas desde que Gepe era un cantante inseguro que tocaba en pequeñas salas acompañado de una guitarra, un teclado y un CD player con sus pistas. Ahora ya es un crédito asegurado en el pop local, con un público que se divide entre los fans indie de su primera etapa, y los que disfrutan por igual sus rítmos perreo-andino y sus creaciones más íntimas a seis cuerdas (específicamente, el sector más teenager que se agolpó cerca del escenario apenas empezó todo).

    Pero antes de Gepe, dos otros proyectos trasandinos se hicieron paso en el Cariola: primero Diosque, quien mostró su faceta electropop con dificultad, debido a algunos problemas de sonido que hicieron de su show una fiesta de la que era difícil ser parte. Caso contrario fue el de Coiffeur, músico que centró su presentación en sus últimas creaciones (con más sintetizadores que guitarras), subiendo la noche a pulso de efectivos beats y canciones que hicieron -por momentos- levantar a la gente, quien incómodamente permaneció sentado en sillas en una instancia que pudo haber prescindido de ellas perfectamente.

    Fotografía: Claudia Valenzuela

    Fotografía: Claudia Valenzuela

    Rozando las 22.30 hrs. llegó el turno del show estelar de la noche: Gepe tocando de principio a fin su disco debut “Gepinto”, respetando su orden original. Y claro, hasta Daniel Riveros lo destacó: “Ha pasado mucha agua bajo el puente”, comentó en un momento. El nerviosismo característico de sus primeros años es ahora una seguridad que se traduce en una ejecución precisa de los instrumentos, además de un acompañamiento acorde a las circunstancias: su banda actual está en su mejor momento. Canciones con diez años de vida como “El gran mal”, “Nunca mucho” y “Nihilo” sonaron con arreglos especiales y con un cuidado tratamiento que dio nuevos colores a un material que nacieron con la dulzura y simpleza de los primeros años: en la soledad de su casa familiar en San Miguel.

    La oscuridad de melodías como “Vacaciones” y “Guinea” dejó a más de alguno con calambres en el alma. Y para el cierre, un cruce especial entre pasado y futuro fundiendo el show con adelantos de su nuevo disco “Estilo Libre” en clave acústica: canciones como “Hambre”, “TKM” y “Piedra Roja”, las que desmotraron que las cosas no han cambiado tanto. Es sólo una cuestión de actitud.

    *Fotografías por Claudia Valenzuela / Quemasucabeza.com
    *Videos publicados por Álvaro Donoso / Nación en vivo

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios