cheap jerseys|wholesale nfl jerseys| cheap nfl jerseys|nfl jerseys cheap|cheap jerseys china|Jacksonville Jaguars Jerseys - Show Your Colors Today|Super Bowl Football Celebration Decorating Ideas |Why Excellent Collect Hockey Jerseys|Some A Few While Buying Soccer Jerseys| All All About The Baseball Jersey
  • Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

¿Mártir o qué?

Jaime Guzmán, el conveniente “santito” de la UDI

Escrito por MQLTV

    La noticia de los rayados de los que fue objeto la tumba de Jaime Guzmán dio, como siempre, como resultado una gran cantidad de opiniones al respecto. Por un lado, los más cercanos a la figura del mentor de la UDI condenaron el acto tildando de “extremistas de izquierda” a quienes lo hicieron; por el otro, quienes juegan a una rebeldía estéril y poco inteligente se alegraron como si el hecho fuera a cambiar el nefasto legado del personaje. Como si se pudiera lograr algún cambio real rayando la tumba de un personaje con tales significados históricos.

    Mientras veía esta noticia, sólo entró en mi cabeza una pregunta: ¿por qué la UDI aún ve a Jaime Guzmán como un personaje casi inmaculado y lejano de toda la atrocidad cometida en dictadura? Es como si de pronto Guzmán haya sido apartado de la historia y convertido, debido a su asesinato, en un mártir, dejando de lado todas las razones por las que fue tan odiado. Es como si el atentado en su contra hubiera ayudado a purificarlo dentro de la historia de nuestra derecha nacional. Todo esto es muy extraño conociendo lo que verdaderamente hizo y dejó de hacer el personaje en dictadura, y sobre todo su gran responsabilidad en la creación de un sistema que muchos chilenos quieren cambiar, pero que gracias a su pillería todavía es difícil hacerlo.

    Parece un insulto a la inteligencia y al análisis político que algunos sigan tratando de hacernos creer que Jaime Guzmán fue un héroe o un mártir.

    Ver a Guzmán como un ser apartado de las innumerables violaciones a los Derechos Humanos convertidos en dictadura es una mentira histórica. El líder del gremialismo fue la mente detrás de la institucionalización del régimen y, como todo ideólogo de ideas tan precisas y necesitadas de violencia para ser ejecutadas, no sería una barbaridad decir que él sabía lo importante que eran las armas. Lo imprescindible que era exterminar al contrario con tal de llevar a cabo lo que se necesitaba implementar de manera rápida y lo más violentamente posible.

    Pero esto la derecha -y sobre todo la UDI- no lo quiere reconocer. Sin ir más lejos, una vez muerto Manuel Contreras, personeros del gremialismo aparecieron destacando la gran enemistad que existía entre Guzmán y el Mamo. Era necesario poner a su pequeño santito como un defensor de los Derechos Humanos y como una especie de voz disonante frente al actuar de un gobierno de las características del de Pinochet. Pero lo cierto es que si realmente hubo esa disputa entre el gran cuervo de la dictadura y su principal mentor, fue por obtener el poder. Por seguir ganando la confianza del dictador.

    Es una tontera creer que haciendo tales actos de vandalismo Chile se podrá zafar del oscuro futuro que este personaje escribió para nosotros en esa cuestionada y criminal novela llamada Constitución del ’80.

    Si Jaime Guzmán hubiera sido un defensor de los Derechos Humanos no habría elegido con pinzas a quienes salvar de la represión del Estado en ese entonces. Es conocido que rescató a algunos de sus conocidos del exterminio dictatorial, pero ¿no es eso tener plena conciencia de la masacre y avalarla?, ¿no es acaso también tener mucho poder en un régimen el hecho de elegir a quienes uno cree que tienen derecho a vivir y a quienes no? A mi parecer, sí. E intentar cambiar esa historia es mentirles a los ciudadanos. Es tratar de configurar favorablemente la imagen real de ciertos personajes con el único objeto de alejarse de su propia obra y tratar de rescatar solamente lo que muestran al mundo como positivo.

    A estas alturas, ya parece casi curioso tener que insistir en este tema, pero al parecer es necesario en un país en donde se intenta que nos convirtamos en unos desmemoriados. Parece un insulto a la inteligencia y al análisis político que algunos sigan tratando de hacernos creer que Jaime Guzmán fue un héroe o un mártir, porque lo cierto es que fue el arquitecto de todas las trancas socioculturales que aún tenemos hasta el día de hoy. Fue quien trazó la línea entre el bien y el mal según los intereses de un grupito conservador. Fue también uno de los que levantó nuevamente figuras como la de Diego Portales para transformarlos en garantes morales de nuestras instituciones.

    tumba jaime guzmán

    Por lo tanto, el haber roto la tumba de Guzmán no es un error por las significancias épicas que la UDI le da a su imagen, sino que porque es una tontera creer que haciendo tales actos de vandalismo Chile se podrá zafar del oscuro futuro que este personaje escribió para nosotros en esa cuestionada y criminal novela llamada Constitución del ’80. Ya que la única manera de hacerlo es cambiando sus páginas por medio de política; remplazándolas por un libro que sustituya sus conservadoras y castradoras conveniencias, por nuevos valores y paradigmas que estén escritos democráticamente. Esa es una la única manera de acabar con la herencia dictatorial.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios