• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

MQLTV Review

Jorge González es para siempre

*Fotografía central por Luis Yevenes

Fue una noche extraña. En los alrededores del Movistar Arena había un ambiente que iba desde la bienvenida, desde el recibimiento con un abrazo enorme al gran referente nacional, hasta el de una despedida. Era la gran oportunidad de poder decir adiós en vida al héroe de muchas batallas; a la voz aparecida en un Chile dormido a la fuerza. A la gran banda sonora de los últimos 30 años de un país tímido, en el que Jorge González es -y será- el despertar de sensaciones y la voz más fresca y libre que haya pasado por estas tierras.

Mientras uno iba entrando al recinto, se escuchaban a las afueras canciones que correspondían a la época prisionera. “Independencia Cultural” se hacía sonaba con la fuerza de un González joven y lúcido en un sector de las afueras del Arena. Quienes iban al encuentro del Maldito Sudaca coreaban con fuerza el tema, como si estuvieran defendiendo principios, como si Jorge con esa canción nos hubiera emplazado hace años a reconocernos, y hoy recién en esa noche hayamos sido capaces de hacerlo al concurrir a su llamado. Al ir sin prejuicio alguno a aplaudir a quien tanto le debemos.

j gonzález nada es para siempre

Al comienzo las luces se apagaron y las expectativas del público se fueron traduciendo en cánticos en torno a la figura del autor del ídolo. El sitio estaba repleto de fotógrafos amateur que disparaban al escenario con sus celulares. De pronto el nombre de Jorge González apareció la gran pantalla negra en el fondo. Los gritos eran de admiración, de emoción y también de agradecimiento. Había en el aire ganas de agradecer.

En la misma pantalla comenzaron a aparecer imágenes de todas las épocas González, desde grabaciones de los albores de los ’80 hasta extractos de videoclips como “Esta es para hacerte feliz”, en donde la cabellera del sanmiguelino se movía al viento mientras corría por las orillas de una playa, con esa sonrisa tan característica suya y que los medios nunca quisieron mostrar. Para estos siempre fue más fácil mostrarlo tosco y agresivo. Era más conveniente.

gepe jorge gonzález

Terminada la secuencia, aparece Gepe justamente con “Esta es para hacerte feliz”. Su versión ajustada es un homenaje a esa época noventera de Jorge en que medios como la Rock & Pop miraron en menos al creador por no haber hecho algo parecido a lo que el autoritarismo democrático exigía en esos días. Era demasiado pop decían los “expertos” guitarreros que hoy solamente tienen de auditores a trasnochados rockeros pasados a naftalina. Luego aparece Pedro Piedra con “Sexo”, para recordarnos a Los Prisioneros y esa bailable crítica que, como todos los temas del homenajeado, está más actual que nunca.

La noche siguió con artistas como Zaturno, Manuel García, 31 Minutos, Álvaro Henríquez, Roberto Márquez, Javiera Mena y Beto Cuevas entre otros. Todos coreaban sus versiones e incluso se sorprendían con la enorme calidad de algunas como la del vocalista de La Ley al interpretar “Estrechez de Corazón”. La fuerza de Cuevas recordaba a ese González de Corazones, desprendido de toda la grisácea época ochentera y vestido de colores que molestaban a los que creían que la voz de la denuncia debía perpetuarse, sin así detenerse en la rebeldía constante de un Jorge González que los convertía a ellos, los críticos de la falta de la sobrevalorada consecuencia, en un grupo igual de conservador y militante de ideas obsoletas que la derecha.

jorge gonzález

Luego de los invitados, llegó el momento que todos esperábamos. Se apagaron las luces y ahí estaba él, el motivo de esa enorme congregación de gente; la razón por la que músicos que parecían tan distantes entre ellos se agruparon y formaron el team del agradecimiento, porque insisto: todos estábamos esa noche para agradecer.

No era el que habíamos visto muchos hace un año. Su movilidad, debido a la gravedad de lo sucedido, no era la óptima, pero curiosamente seguía luciendo el mismo rostro de lucha ante la adversidad que mostró siempre, con la frente en alto y demostrando más de lo que muchos esperábamos que iba a hacer, como siempre lo hizo durante toda su carrera, desafiándonos. Desafiándose a él mismo. Desafiando a cualquiera fuera el que estuviera enfrente suyo.

j gonzález

Luego de un breve recorrido por su próximo disco “Trenes”, y revisitas a temas como “Hombre” de su primer disco solista, vino el momento de temas como “Brigada de Negro”, “Pa Pa Pa” y “El Baile de los que Sobran”, en donde hizo su aparición un emocionado Miguel Tapia que se acercaba a su compadre con ojos de cariño y un respeto que nunca se atrevieron a mostrar públicamente antes. Luego Jorge se retiró y siguió Tapia con un desplante pocas veces visto de su parte, y sobre todo con una mirada cubierta de nostalgia que se transmitía a un público embargado por un sinfín de sensaciones; por un sinnúmero de pensamientos.

Una vez concluidos temas como “Paramar” y “¿Quién mato a Marilyn?”, interpretados por Miguel, el final se coronó con una versión coral de “Fé”, de la mano de todos quienes habían estado en el escenario, cerrando así un espectáculo que tuvo de todo: tristeza, emoción y hasta esperanzas y certezas. Las eternas esperanzas de que esto no haya sido una despedida de nuestro héroe, y la certeza de que el legado de Jorge González está más vivo que nunca. Porque como decía un lienzo: Jorge es para siempre.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios