• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

MQLTV Interview

La apuesta de Javiera Reyes, la carta de las Juventudes Comunistas en las Elecciones Fech 2016

Escrito por MQLTV

    Fin de año, época de elecciones universitarias en las principales casas de estudio del país. Mientras se desarrolla la campaña para la segunda vuelta de la Feuc en la Universidad Católica, en la Universidad de Chile ha comenzado el proceso para elegir a la nueva directiva de su federación. A diferencia de sus pares de la PUC, donde vota más del 60% del estudiantado, la Fech ha tenido una muy baja participación en los últimos años, incluso por debajo del 40% necesario para validar una elección, cuestión que le valió a la mesa directiva 2015 ser impugnada por falta de quórum por el Tricel.

    Ese escenario es el que las elecciones Fech 2016 deben superar. Paradójicamente, en el año de menor participación es donde competirán la mayor cantidad de aspirantes del último tiempo: son 9 listas las que disputarán el liderazgo de la orgánica estudiantil más importante del país de cara a las reformas educacionales que se avecinan para el 2016.

    elecciones

    Entre las opciones que se disputarán la Fech este 9 y 10 de noviembre está el Frente de Estudiantes Libertarios (FEL) -comandados por el estudiante de Sociología Vicente Valle- y el movimiento que actualmente conduce la Federación, la Izquierda Autónoma (IA) -quienes este año van por la dirigencia a través de la estudiante de Ciencias Físicas y Matemáticas Camila Rojas-. Ambas colectividades, aunque van en una lista conjunta, intentarán poner a cada uno de sus representantes en la mesa directiva.

    La Unión Nacional de Estudiantes (UNE), movimiento que acaba de romper su alianza con la IA y el FEL, irá representado por el estudiante de Ingeniería Civil Daniel Andrade. La Juventud Socialista (JS) lleva su lista en solitario comandada por el estudiante de Medicina Matías Libuy. Desde una izquierda más revolucionaria están “Vamos Construyendo” -presidida por el estudiante de Sociología José Zapata-, el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) -con el estudiante de Historia Dauno Tótoro a la cabeza-, la Izquierda Comunista -con la estudiante de Química y Farmacia Camila Ruz- y la lista del MIR -comandada el estudiante de Historia Tomás Leturia-.

    La única apuesta de la derecha es -valga la redunancia- la Centro Derecha Universitaria (CDU), cercana a Renovación Nacional y liderada por el estudiante de Derecho Marcos Vargas.

    La Fech ha tenido una muy baja participación en los últimos años, incluso por debajo del 40% necesario para validar una elección, cuestión que le valió a la mesa directiva 2015 ser impugnada por falta de quórum por el Tricel.

    Por último, una de las listas más fuerte suena este año es “Avancemos”, conformada por militantes de las Juventudes Comunistas (JJ.CC.), la Izquierda Ciudadana y el Partido Progresista (PRO). La razón por la que esta lista tiene serias posibilidades de disputar el cetro que alguna tuvo Camila Vallejo es su candidata Javiera Reyes, licenciada en Ciencias Económicas, vice-presidenta de la Fech 2015 y dirigente de la “Jota” desde hace cuatro años. Avancemos se presenta como una carta competitiva para esta elección puesto que su representante ha dado que hablar a lo largo de este conflictivo año para el mundo político.

    Y es que a lo largo del 2015, en un periodo donde el movimiento estudiantil no logró imponer agenda como en años anteriores, Reyes ha logrado posicionarse como una voz crítica a la reforma educacional. El pasado jueves se abrieron las inscripciones de listas Fech y Reyes fue una de las primeras en postularse como candidata. El entusiasmo de la vicepresidenta se relaciona con la oportunidad única, que según ella, no pueden dejar pasar en 2016. En conversación con MQLTV, la candidata de Avancemos quiere reivindicar a la Fech como un actor importante en el debate nacional como lo fue durante las movilizaciones del 2011.

    javiera reyes 2

    -¿Por qué crees que la Fech ha perdido relevancia en el debate nacional?

    “Yo creo que en este momento la Federación no actúa como una herramienta que busque disputar las transformaciones necesarias, no es una herramienta que busque ir un poquito más adelante y por eso todo se termina diluyendo. Eso tiene mucho que ver con la impugnación que se le hizo a la Fech a causa de la falta de quórum en las últimas votaciones”.

    Javiera siente que en la Fech se necesita al menos un cambio de actitud, respecto al posicionamiento poco proactivo que han mantenido las mesas anteriores en materia de movilizaciones y accionar político. “Respecto a lo nacional, yo creo que debemos ponernos en pie de disputa frente a las reformas del gobierno y siento que eso es algo que no ha pasado, lo que -al menos en mi opinión- ha sido producto de una autocomplacencia que ha existido al interior de la organización por parte de los grupos a los que les ha tocado presidir la Fech”, opina.

    -¿A qué te refieres con “autocomplacencia”?

    “Tiene que ver con este mensaje que se intenta entregar de que ‘todo es un ajuste neoliberal al sistema’. Y claro, mientras uno no genere las condiciones, eso efectivamente va a ser así, pero eso es autocomplaciente porque si al final uno no se atreve a disputar, o luchar por los aspectos que le parecen importantes, los aspectos que hacen que esta sea una reforma estructural, si no hacemos el esfuerzo por conquistar esta reforma, se cae en la instancia de decir ‘aquí todo es malo, todo es imposible; salgamos a marchar, pero igual nos van a pasar el gol’ en vez de gestar las condiciones para que estos cambios sean realmente profundos y nos beneficien a todos”.

    “Si el movimiento social más importante que ha tenido Chile en los últimos años no es capaz de materializar un cambio, ¿que queda para el resto de las transformaciones sociales?”.

    -¿Pero no te parece que la reforma que propone el gobierno es, a lo menos, insuficiente en el eje del fortalecimiento de la educación pública?

    “Sí, creo que los estudiantes debemos estar presentes y atentos a todos los detalles de la reforma. Esta reforma no tiene la suficientemente fuerza para fortalecer la educación pública ni toma en cuenta los 30 años de abandono estatal hacia las universidades. Hoy día el 15% de estudiantes de educación superior van a instituciones públicas, el otro 85% va a instituciones privadas. Entonces, si nos estamos poniendo como meta construir un nuevo sistema de educación pública, donde la columna vertebral del asunto sea lo público, debe también existir un plan de acción que sea capaz de invertir esa proporción de matrículas, pongámonos objetivos y que por ejemplo, en 5 años generen toda las condiciones para que las universidades estatales puedan duplicar matrículas”.

    -¿Cuál es la crítica concreta que le haces a esta reforma? Te lo pregunto considerando que perteneces a un partido que es parte de la coalición de gobierno.

    “Como está hoy, la reforma aún tiene vacíos respecto a temas como el lucro, pues deja la puerta absolutamente abierta para que los CFTs y los IPs, que por lo demás suelen tener a los estudiantes más vulnerables, sigan lucrando. Nosotros lo hemos dicho muchas veces: no estamos dispuestos a hipotecar la posibilidad de cambiar la educación en nuestro país, no estamos dispuestos a que el 2006 ó el 2011 sean solo lindos recuerdos, tampoco estamos dispuestos a esperar 10 ó 15 años más para que recién se abra otra posibilidad de cambio en nuestro país. La oportunidad está ahora y eso responde a un proceso de movilización que ha sido importante, que probablemente ha sido el movimiento social que más ha logrado instalar un tema y ha logrado generar las mejores condiciones para que produzcan estos cambios”.

    javiera reyes 3

    -¿Qué opinas de la conducción que ha tenido el movimiento estudiantil durante estos últimos años?

    “Creo que el movimiento estudiantil debe enfrentarse al proceso de reformas, con la mayor responsabilidad posible. Cabe preguntarse: si el movimiento social más importante que ha tenido Chile en los últimos años no es capaz de materializar un cambio, ¿que queda para el resto de las transformaciones sociales? Eso es pecar de un nivel, incluso de soberbia. Yo de verdad creo que el 2016, con un movimiento estudiantil que salga a disputar en serio, seremos capaces no de producir pequeños cambios, sino de hacer cambios estructurales que podrán comenzar a cimentar un nuevo sistema de educación pública”.

    Según explica Javiera, la apuesta va por cambiar el chip de las movilizaciones, o mejor dicho, retomar aquella actitud carnavalesca, la alegría y efervescencia de un espíritu creativo que lograba reunir a los estudiantes para concretar alocadas e innovadoras formas de movilización, como ocurría el 2011. Para logarlo, la militante de las JJ.CC. está convencida de que una de las formas es regresarle a la Fech su rol como una herramienta que esté al servicio de los estudiantes y de las transformaciones.

    “No estamos dispuestos a que el 2006 ó el 2011 sean solo lindos recuerdos, tampoco estamos dispuestos a esperar 10 ó 15 años más para que recién se abra otra posibilidad de cambio en nuestro país”.

    -Pero frente a un escenario donde la participación política dentro de la Universidad de Chile está a la baja, parece difícil reencantar al alumnado con el movimiento estudiantil. ¿Crees que hay alguna forma de lograrlo?

    “Hay que buscar formas de abrirles las puertas a todas las iniciativas que sean novedosas, entretenidas o alegres y que tengan como objetivo el poder portar a esta disputa. Cuando se ve que hay una Fech lejana es porque no se ha logrado acoger toda esa clase de iniciativas que son valiosas. Aspiramos aportar e incluir a todos los que estén dispuestos a transformar la educación del país, que estén dispuestos a poder recuperar todos los derechos sociales que nos fueron arrebatados en el pasado. No podemos hipotecar todo lo que se ha construido durante los últimos años”.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios