• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Puedes Morir

La Cabalgata de las Valkirias de Wagner: la canción más peligrosa para escuchar en auto

La música tiene la capacidad de alterar nuestra percepción del tiempo e incluso de crear un universo temporal alternativo. Por eso, si alguna vez has conducido escuchando la Cabalgata de las Valkirias de Wagner y has notado que acelerabas de forma inconsciente, la explicación solo está en la música.

El funcionamiento del cerebro en cuanto a la percepción del tiempo nos permite ajustarla o alterarla como parte de nuestro instinto de supervivencia. Esto también significa que la idea de tiempo tiene un alto componente subjetivo con el que precisamente puede jugar la música, alterándola hasta incluso trasladarnos a un universo temporal que ella decida.

El tiempo en nuestro cerebro y la música

auto

No parece que pase el mismo tiempo esperando en una cola que no queremos hacer que cuando estamos disfrutando de una serie. Es solo un ejemplo de los muchos que podemos asociar con la expresión de que el tiempo vuela o al revés, se ha detenido.

Aunque el tiempo nosotros lo entendemos como algo continuo, en realidad, la percepción que tenemos de él se sustenta en elementos separados. Y existe una especie de metrónomo psicológico que gestiona toda la parte subjetiva del tiempo. El funcionamiento de la música es muy similar. Allí también hay unidades discretas que crean un paso del tiempo propio capaz de chocar y por lo tanto alterar el que marca el reloj de forma objetiva.

Esa segunda interpretación del tiempo nos puede incluso llegar a transportar a un universo temporal muy diferente del que nuestro cerebro construye habitualmente y en el que la percepción del tiempo no es la misma.

Esto ocurre así debido a que cuando estamos un tiempo escuchando música, inmersos en ella, la actividad en el cortex prefrontal de nuestro cerebro se detiene. Esa parte es responsable de permitir o inhibir determinados comportamientos selectivos, lo que responde según los neurocientíficos a la sensación de dejarse llevar por la música.

La ciencia indica que esa casi pérdida de la consciencia no es lo habitual, pero sí que lo es la alteración de nuestra percepción del tiempo.

La música puede apropiarse de nuestra idea de tiempo

Diferentes estudios ponen claros ejemplos de cómo la música es capaz de secuestrar o apropiarse la percepción que tenemos del tiempo que está efectivamente transcurriendo mientras la escuchamos.

En bares, la música con un tempo lento invita más a consumir mientras que en supermercados, los estudios cifran en un 38% más el tiempo que pasa un comprador si la música de fondo es también lenta. En este entorno, curiosamente no es recomendable tener música habitual pues los clientes pasarán más tiempo en la misma sin ser conscientes de ello cuando hay música que se va renovando.

Otro secuestro es el que mencionábamos al principio: tendemos a correr más con el auto cuando suena la Cabalgata de las Valkirias. Lo dice un estudio del Royal Automobile Club Foundation for Motoring de 2004, que coloca esta obra como la más peligrosa para conducir debido a que su agitado ritmo nos hace percibir la velocidad de manera diferente e incita a ir cada vez más rápido.

Fuente

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios