• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Violencia o democracia

La excusa de los cojones de Pablo Honorato

La noticia fue que le pegaron una patada en los testículos a Pablo Honorato en tribunales. Muchos solamente se detuvieron a ver esa imagen y a aplaudirla o condenarla. Reacciones rápidas como siempre sucede en Twitter. Condenas y aplausos que corren rápidamente por nuestra retina sin detener información.

Lo sucedido realmente es que se conoció una resolución unánime de parte de la Corte de Apelaciones, en la que se rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa de la sobrina de los hermanos Vergara Toledo -asesinados en dictadura-, Tamara Farías Vergara, quien fue condenada a siete años de presidio por el delito de homicidio calificado (frustrado) y hurto. Todos estos llevados a cabo el 21 de enero de 2014 en una sucursal de BancoEstado, en la comuna de Estación Central. Luego de esto, Luisa Toledo -abuela de Tamara y madre de los hermanos Vergara Toledo- reaccionó con impotencia lanzando golpes principalmente al periodista de Canal 13, provocando así la reacción de algunos gendarmes que se encontraban en el lugar.

A algunos nos gustaría que Honorato respondiera por la falta de periodismo que hizo durante una época tan castrada como la comandada por el estado de sitio

Este hecho -el del ataque a Honorato- ha provocado que un sinfín de antecedentes vayan saliendo a la luz, poniendo en evidencia la participación del periodista en una forma de ejercer de la profesión que muchos condenamos hoy en día. Como si esa patada en los cojones de don Pablo sea una manera en que muchos interpretan la carencia de estos, de parte del profesional, al momento de hacer periodismo en los ’80. Es raro: son símbolos que se mezclan, imágenes de los hermanos brutalmente asesinados durante esa constante brutalidad que fue el gobierno de facto de Pinochet, con un delito perpetrado por una joven.

¿Debe la sobrina de los Vergara Toledo salir impune de lo hecho debido a su historia de vida? Yo no lo creo. Si combatimos lo que se hizo en dictadura realizando actos violentos en democracia, tal vez no estemos entendiendo muy bien por qué quisimos superar la atrocidad milica. Y sobre todo cuál es el rol que no debe tener la violencia en una sociedad.

familiares tamara frías

Es cierto: a algunos nos gustaría que Honorato respondiera por la falta de periodismo que hizo durante una época tan castrada como la comandada por el estado de sitio. Nos gustaría, también, que muchos de quienes inventaron noticias sean conocidos por lo que son realmente y no por lo que dicen ser. Por lo que callaron o por lo que crearon que era la realidad para que así creyéramos que estábamos siendo informados. Pero cierto también es que no podemos combatir las injusticias enarbolando banderas de violencia y negando delitos cometidos– y que en todo estado de derecho deben ser condenados- por una relación sanguínea con víctimas de una barbarie como fueron los mencionados hermanos.

Es simple: lo que se pudo hacer bajo un terrorismo de Estado, hoy no debe hacerse. Es la manera de hacer respetar una democracia que muchas veces la gente de poder no respeta. Es la única forma en que nosotros -los de a pie- podremos hacerles saber a los que comandaron la muerte institucional de un Chile, que sí tenemos cojones, pero unos sostenidos a base de prudencia y de respeto. ¿Por qué? Pues porque es la única manera de recordarles lo que hicieron y no rebajando nuestra estatura moral hasta ellos.

Es simple: lo que se pudo hacer bajo un terrorismo de Estado, hoy no debe hacerse. Es la manera de hacer respetar una democracia que muchas veces la gente de poder no respeta.

Es solamente lógica democrática, una que falta en muchos lugares hoy en día. Es no convertirse en ellos. Es no convertir los cojones de Honorato en una excusa para no analizar nuestros actos.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios