• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

La fe del gremialismo

La UDI no es un partido, la UDI es una religión

Esta semana se cumplieron 24 años del asesinato de Jaime Guzmán Errázuriz, fundador e ideólogo de la Unión Demócrata Independiente (UDI). A propósito de esta fecha, sería bueno preguntarse: ¿qué es este partido? La respuesta la podemos encontrar en estos convulsionados meses del Caso Penta, su idea país ha quedado desnuda frente a nuestros ojos.

La UDI es el partido pinochetista por excelencia. Decir lo contrario sería negar la historia o -en el mejor de los casos- taparla para que el olor tras ella no llene de fetidez nuestra democracia. Aunque dicen estar lejanos al régimen de Pinochet, lo cierto es que éste les creó un país democrático a su medida. La institucionalidad en la que vivimos la escribieron prácticamente ellos y Guzmán convirtió todo esto en lo que nosotros hoy llamamos “realidad”.

jaime guzmán

Es como si de pronto la fe, el dogma de un grupo de personas haya impregnado nuestra existencia ciudadana por años; ya que, aunque reneguemos de su conservadurismo y miremos con el ceño fruncido sus declaraciones, lo cierto es que pensamos y actuamos -y volvemos a pensar- bajo su lógica, bajo su manera de ver los negocios y la moral. Así lo hemos hecho por años, sin avergonzarnos.

Por mucho tiempo, el país de la UDI ha sido el que nosotros respiramos y reconocemos como propio. Creemos en el mercado desregulado -aunque digamos lo contrario- y muchas veces actuamos como fanáticos del orden y de la “libertad” de algunos de ganar plata, porque creemos que ellos son los mandatados a hacerlo. Creemos en que esos algunos son los llamados -o lo elegidos- para mandar y nosotros para obedecer.

La UDI es más que una militancia. La UDI es una manera de imponer una visión de manera autoritaria, una percepción que acomode más a un grupo dirigente y que los dirigidos asuman como suya.

Aunque estemos caminando hacia una sociedad más “progre”, aún nos asustamos ante los cambios. Igual como se asustan ellos. Sin quererlo, muchas veces, nos encontramos siendo feligreses de su misma iglesia: la del país moderado, cruel y asustado; pero también interesado en que sólo ciertas cosas solamente resulten y otras definitivamente no.

La UDI es más que una militancia. La UDI es una manera de imponer una visión de manera autoritaria, una percepción que acomode más a un grupo dirigente y que los dirigidos asuman como suya. Su Constitución nos rige e incluso a algunos les gusta lo que dice; la forma en que clasifica a las familias y cómo deja a la “interpretación” el tema del aborto. Es una especie de Biblia a la que unos se aferraron y temen profanar. Incluso quienes están en la vereda contraria.

militantes udi

Sin querer queriendo, muchas veces nos plegamos a ésta, su religión pegajosa, incluso mirándolos a ellos como un problema. Me explico: hablamos mal de la UDI, pero incorporamos todos sus vicios y sus pretendidas “virtudes” a nuestra manera de percibir Chile hacia un futuro.

Hablamos de la asamblea constituyente porque lo vemos como algo lejano, algo que no está en nuestra realidad inmediata, porque nos asustamos con el solo hecho de creer que esto que odiamos cambiará. Levantamos el puño y a escondidas nos persignamos con la cuenta de la isapre, pensando en que la cotización de la AFP nos prepare al menos un futuro digno y, al mismo tiempo, nos escuchamos diciendo que queremos votar por personas y no por ideas.

Aunque estemos caminando hacia una sociedad más “progre”, aún nos asustamos ante los cambios. Igual como se asustan ellos. Sin quererlo, muchas veces, nos encontramos siendo feligreses de su misma iglesia

Porque, sobre todo ahora, tenemos la obsesión de que las ideas traen política y, por ende, corrupción y problemas. Nos tienen totalmente convencidos de que somos mejor sin la sucia política y sin las preguntas y respuestas que el ejercicio público genera.

No queremos preguntas, porque ellos no quieren preguntas. No queremos cambiar porque nos acostumbramos a ser mártires de una fe: la fe del gremialismo, la fe política y despolitizada a la vez.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios