• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Ciencia y salud

La vacuna contra el ébola: La más veloz vacuna en la época de los antivacunas

Las vacunas son probablemente el mayor avance contra las enfermedades en la historia de la humanidad. La primera vacuna fue creada y popularizada en 1796 por Edward Jenner y gracias a ella se logró erradicar la viruela del mundo en 1980. Las vacunas permiten que desarrollemos defensas para enfermedades como la difteria, la poliometilis, el tétanos y el sarampión. Sin duda son uno de los más grandes logros de las ciencias biológicas en la historia. Estas se basan en la creación de anticuerpos específicos por inmunización y la generación de la inmunidad de grupo, dos condiciones necesarias para prevenir el contagio y evitar la propagación de un agente patógeno, respectivamente.

Esta importante tecnología médica es uno de los pilares en nuestra defensa contra las enfermedades y una importante labor de los sistemas de salud pública. Para los equipos científicos, es un constante desafío lograr desarrollar una nueva vacuna en la actualidad. A pesar de que el tiempo promedio en el desarrollo de una nueva vacuna es de 15 años, la noticia de la semana es que se logró generar una vacuna contra el Ebola en menos de un año. Entonces, ¿quién podría estar contra esta tecnología, que se estima que la inmunización por vacunas salva entre 2 a 3 millones de vidas al año? Exploremos un poco sobre los antivacunas.

the cow pock

Los antivacunas, quienes existen desde los tiempos de Jenner, son la oposición a la utilización de vacunas como métodos de inmunización masivos. Estos han tenido múltiples argumentaciones (generalmente poco científicas) donde el principal valor que defienden es la de la libertad individual. Aquí es donde entender la importancia sobre la inmunidad de grupo para la efectividad de las vacunas, donde es necesario priorizar valores comunitarios por sobre los individuales. En los últimos meses hemos sido testigos de cómo las decisiones de padres irresponsables (por decir lo menos) han llevado al contagio de sarampión en niños en Chile o el fallecimiento de un niño español de 6 años por difteria.

Los antivacunas utilizan Internet para propagar mitos y falacias sobre las vacunas. Muchas veces leemos más de sus visiones que de las nuevas vacunas que previenen enfermedades tan catastróficas como el Ebola. Los antivacunas exageran sus efectos secundarios, meten el miedo en nombre de “lo natural” frente a “lo químico” e incluso crean teorías conspirativas entre gobiernos y las farmacéuticas. En Chile incluso estuvimos ad portas de tener una ley que encarecía y limitaba el sistema de inmunización nacional a causa de estos intereses: La Ley Timerosal.

La primera vacuna fue creada y popularizada en 1796 por Edward Jenner y gracias a ella se logró erradicar la viruela del mundo en 1980.

En el mundo, el médico británico Andrew Wakelfield es la voz más reconocida entre los antivacunas. En 1998 publicó en la revista The Lancet un estudio que aseguraba que la triple vírica (vacuna contra el sarampión, la rubeola y las paperas) causaba autismo. Este fue el mismo (y único estudio) que apoyaba la Ley Timerosal. Este trabajo fue objeto de una enorme controversia por más de diez años en la comunidad científica, porque sus resultados nunca fueron replicables y a la negativa del investigador respecto a repetir su propio trabajo. Esto hizó que la revista se retractará del artículo y lo retirará de su base de datos. La ciencia había fallado en su validación al aceptar este trabajo. Todo era un fraude cuyo último objetivo era desacreditar la triple vírica para hacer millonario a Wakelfield con vacunas alternativas.

vacuna

Pero la historia de las vacunas continúa dando nuevos frutos. El año pasado las noticias sobre Ebola eran pan de cada día. El ébola es una enfermedad provocada por un virus descubierto en 1976, que genera inicialmente un estado gripal, para luego pasar a una fase hemorrágica y la posterior muerte. En 2014 una epidemia de la enfermedad hizo crisis en Guinea, Liberia y Sierra Liona. Por más de un año grupos de médicos y científicos trabajaron arduamente en el control de esta epidemia.

En esta ocasión The Lancet, público esta semana un estudio sobre la vacuna rVSV- ZEBOV ,el cual da cuenta de resultados exitosos para una vacuna contra el ébola. La OMS (Organización Mundial de la Salud) señaló que “si bien la vacuna hasta ahora muestra una eficacia del 100% en las personas, se necesitan pruebas más concluyentes de su capacidad para proteger a las poblaciones a través de lo que se llama inmunidad de grupo“. El financiamiento de este estudio fue liderado por la OMS, junto a múltiples centros de estudios de países industrializados.

Los antivacunas exageran sus efectos secundarios, meten el miedo en nombre de “lo natural” frente a “lo químico” e incluso crean teorías conspirativas entre gobiernos y las farmacéuticas.

Este trabajo mancomunado de la comunidad internacional potenció varias líneas de investigación, las cuales habían trabajado durante años para encontrar una posible vacuna. Mientras algunos se sacan los ojos por las grandes ideas que salvarán la humanidad, otros, en silencio lo hacen. Lo que no hay que ser ingenuos es que la facilitación de los permisos y el aumento el financiamiento se debió, en parte, a que la propagación de este virus se vio como una amenaza para la bioseguridad de occidente, así como a la extrema necesidad de controlar una enfermedad que largamente ha azolado al continente africano. Lo cierto es que se va por un buen camino hacia su control. Resulta interesante cómo en la época donde abundan los antivacunas, tengamos la vacuna de más rápido desarrollo en nuestra historia.

Ante este escenario dejo algunas preguntas: ¿Cuáles crees podrían ser las reacciones de los antivacunas? ¿Cómo la comunidad internacional direccionará los resultados de esta investigación para las comunidades afectadas? ¿Será necesario que, en un futuro, Chile incluya está vacuna en su plan nacional de inmunización?

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios