“Diego, ¿usted conoce a Messi personalmente? ¿Es buena persona?”, preguntó Pelé. A lo que Maradona respondió: “Sí, es buena persona, pero no tiene personalidad. No tiene mucha personalidad como para ser líder”.

En otras palabras, lo reventó.