• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Hasta cuándo

MECHONEO: ¿Tradición o tortura?

Escrito por MQLTV

    ESTE ES EL VIDEO MÁS VISTO EN MQLTV:

    Las imágenes viralizadas en redes sociales de una joven emulando hacerle sexo oral a un compañero durante la bienvenida a los nuevos alumnos de Enfermería en la U. de Concepción pusieron el tema nuevamente en el debate nacional: ¿es el mechoneo una nueva forma de tortura?

    De un tiempo a esta parte, la tradicional práctica que estudiantes de IPs, CFTs y universidades realizan al comienzo de cada año académico han estado siendo fuertemente cuestionadas por distintas voces de la sociedad civil. Sin embargo, pareciera que el asunto no ha sido sopesado en su justa gravedad y muchas de estas instituciones han tenido un lento reaccionar frente a lo que año a año sucede en aquel rito de iniciación que popularmente conocemos como mechoneo.

    La tradición del mechoneo tiene larga data en nuestro país. A comienzos de los ’70, por ejemplo, los estudiantes de 2° año de las universidades tradicionales recibían a sus nuevos compañeros con simpáticas actividades de integración como competencias deportivas, alianzas, números musicales, trabajos voluntarios en sectores populares y otras experiencias que llevaban a generar un ambiente de confianza e integración entre la vieja y la nueva savia.

    Pero algo ocurrió en el camino. Coincidentemente con la privatización de la educación pública durante los ’80, dichas amigables instancias se fueron perdiendo y de la buena onda de las pichangas y las carreras de saco pasamos a cubrirlos de harina, huevos y blondor, romperles la ropa y mandarlos a pedir plata para poder recuperar sus pertenencias, retenidas ilegalmente por los de 2° año hasta que junten la cuota requerida.

    mechoneo 4

    Este tristísimo espectáculo, donde estudiantes que aún no terminan de ser adolescentes son enviados injustamente a mendigar por las calles, es la parte más visible de un escenario que incluye todo tipo de humillaciones: desde asustarlos en su primer día de clases con temibles listas negras hasta hacerlos deslizar por una piscina de basura u obligarlos a bailar eróticamente con compañeros que aún no conocen.

    El mechoneo es una muestra de lo peor de nuestra sociedad, esa que nos convierte en un pequeño Mamo Contreras sólo por el hecho de tener una mínima cuota de poder sobre otros. Porque si alguno de los chiquillos se negara a formar parte de este lamentable show, el castigo puede ir desde que te obliguen a beber algún líquido insalubre hasta que te corten el pelo contra tu voluntad. Del mechoneo como tradición de inclusión al mechoneo como tradición de tortura.

    Así, podemos ver como en la última década han ocurrido episodios que bordean la barbarie. Como el 2005, cuando tres mechones de la U. de Las Américas fueron rociados con parafina para asustarlos y hacerles creer que los iban a quemar. Como el 2006, en Valdivia, donde doce mechones de la Universidad Austral fueron quemados con ácido. Como el 2014, cuando  en la U. del Bío Bío se reportó a mechones que fueron sumergidos en aceite de motor y luego enviados a mendigar por las calles.

    mechoneo 2

    Lo sucedido en la Facultad de Medicina de la U. de Concepción es una muestra más de esta seguidilla de pequeñas violaciones a los Derechos Humanos que todos los años se realizan a lo largo y ancho de la patria. En tiempos donde las reivinicaciones de género han llegado a convertirse incluso en proyectos de ley, ver a una mechona besando un juguete sexual a la fuerza mientras otros alumnos celebran es algo totalmente anacrónico y propio de épocas oscuras de nuestra historia.

    ¿Qué estamos esperando? ¿Que ocurra una tragedia para por fin tomar cartas en el asunto? Muchas instituciones siguen sin tomarle el peso al nivel de violencia que puede llevar el mechoneo y eso es algo preocupante. Por eso es digno de destacar el gesto de la la Vicerrectoría de la U. de Concepción, la cual señaló -tras el denigrante escándalo- que “no se permitirán actividades de recepción de estudiantes que impliquen acciones de menoscabo físico o psíquico, y/o que vulneren la dignidad, la honra o la intimidad de las personas”. Gesto que ojalá otras universidades que se dicen pluralistas y progresistas sean también capaces de realizar.

    Si queremos luchar por una mejor educación para Chile, deberíamos comenzar por devolverle la dignidad a estudiantes que, con su esfuerzo y el de sus familias a cuestas, van a la U/IP/CFT en busca de un futuro mejor. La educación no sólo debe dejar de ser un privilegio, sino que debe ser el bastión del respeto y dignidad de nuestra sociedad.

    El mechoneo es tortura. No podemos seguir justificando el atropello y el vejamen bajo el argumento de la tradición. En un Chile que cambió y que clama por justicia y por el fin de los abusos, este tipo de actividades no son admisibles desde ningún punto de vista. Por eso exigimos con énfasis: que se acabe el mechoneo. Y si no sucede, hacemos un llamado a la resistencia y a no dejarse oprimir por el yugo dictatorial de los de 2° año.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios