• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

mqltv review

Movistar Primavera Fauna 2015: ¿Festivales que salvan vidas?

Escrito por MQLTV

    Sábado 15 de noviembre del 2015. Es otro año de Primavera Fauna, y por fin no chocó con nada. Y para aplauso adicional, hay dos artistas que concentran el interés de todo el mundo, lo que convierte esta cita en uno de esos imperdibles del año que todos comentan durante días, semanas y otra vez en el recuento de fin de año. ¿Algo podía salir mal? Veamos.

    La tarde comenzó con una cálida entrada hacia el alucinante viaje de los chilenos Follakzoid, puestos en la hora indicada en la que la calma post-almuerzo te deja con el corazón en carne viva para recibir cualquier estímulo. La entrada es gratis, la salida vemos… y si había animo para moverse un rato, los primeros DJ’s de la jornada hacían lo suyo en el pequeño escenario RBMA, como Vaskular, Horse Meat Disco y Valesushi, aunque con un pequeño detalle: las piscinas no estaban habilitadas así que, a diferencia de otros años, no había cómo pegarse un piquero.

    diiv-primavera-fauna

    Quienes iban por el rock en vivo y darse el gusto de ver muy de cerca a esos nombres que son como el secreto mejor guardado de los festivales internacionales, disfrutaron cada segundo de bandas como Wild Nothing, DIIV y Miami Horror. Mientras estos últimos ya son amigos de la casa y tienen algo así como un par de éxitos conocidos en radio y TV, los otros dos grupos eran parte de las sorpresas del año al tener un repertorio conocido por pocos, pero muy admirado por estos lados. No por nada, DIIV llenó al día siguiente su show sorpresa en la Ex Oz.

     the-cadigans-primavera-fauna

    Pero los peces gordos comenzaban a verse a las 5 de la tarde, y eso se notó en el Espacio Broadway cuando masas de gente comenzaron a llenar todos los espacios, desde los escenarios, el sector de comida y hasta los puestos de marcas que ofrecían regalos en sus stands (se agradecen los chocolates en este año, hay que decirlo).

    A las 17.30 hicieron su entrada el primero de los headliners, The Cardigans, quienes deslumbraron con una presentación noble, enfocada a mostrar grandes éxitos y un par de gustos personales de su discografía. Con más entusiasmo que virtuosismo, el quinteto desplegó hitazos como “Erase/Rewind”, “Rise and Shine”, “For What It’s Worth”, “Carnival” y, por supuesto, “Love Fool”. Una cálida presentación que disfrutó… un público muy aburrido que sólo atinó a subir los brazos a ratos, y mover un poco los pies cuando ameritaba. La histeria se extrañó y fue un extraño debut para estos suecos, quienes tuvieron su revancha en la noche del lunes en la Ex Oz en otro sideshow. En esa ocasión sí hubo euforia y Nina pudo demostrar sus dotes vocales, ya que el sábado se mostró con algunos problemas para cantar por momentos.

    Curiosamente, la entrega y desparpajo de Mac DeMarco en vivo posibilitó que se desatara la necesaria locura en el público. Con “The Way You’d Love Her”, “Salad Days” y “The Stars Keep On Calling My Name”, la gente demostró todo su cariño por este canadiense, convirtiendo en su show en uno de los grandes momentos del festival. Su figura despierta en Chile despierta un fanatismo curioso y que hace que cada visita sea algo especial. Y esta no fue la excepción: mientras sonaba “Freaking Out the Neighborhood”, el tecladista Jon Lent se dedicó a surfear entre las cabezas de la gente, acto que repetiría el mismo Mac poco después, en el progresivo alargue de “Still Together”.

    explosions-in-the-sky-primavera-fauna

    Para los fanáticos de este festival, saben que al atardecer siempre hay una buena banda (media fumeta) que deja a todos peinados para atrás, dicho en palabras simples. Lo de Explosions In The Sky fue la cúspide de lo que se vio antes con Spiritualized y Mogwai: tipos que llegan a mostrar su construcción sinfónica con guitarras y pedaleras, donde lo que sucede en los parlantes es lo esencial. Una obra continua que eclipsó a todos y que los dejó en otro estado: ocho piezas, que sonaron sin pausas, fueron suficientes para dejar felices a los amantes locales del post rock. El zumbido de todo eso resuena hasta hoy.

    Cuando la noche llegó hasta el Espacio Broadway había rostros confusos: mientras Ryhe hacía lo suyo con mucha elegancia, los fanáticos de Morrissey se agolpaban en otro escenario, aguantando un viento que no era nada amable. Las temperaturas bajaron y el ambiente no era de los mejores hasta que arribó el ídolo británico, quien cambió frío por calor con cuatro golpes maestros: cuatro canciones clásicas de su repertorio, como lo son “Suedehead”, “This Charming Man”, “First Of The Gand To Die” y “Alma Matters”. Con pocas palabras pero con simpatía, el británico homenajeó de paso a las víctimas de los atentados ocurridos el pasado viernes en París, dedicándoles su canción “I’m Throwing my Arms Around Paris” y comentando sus ganas de quedarse en Chile, al igual que lo hizo en el Movistar Arena.

    No está de más recalcar que este año, Primavera Fauna ofreció un menú vegetariano en su patio de comidas por petición previa del ex The Smiths, lo que dio otro toque especial al evento. Aunque es posible que esto sea menos memorable que lo que sucedió cuando llegó el turno de “Meat is Murder” en el set, canción en la que mientras Mozz lanza sus lamentos, una serie de crudas imágenes de mutilaciones y maltratos a animales se proyectan en la pantalla, lo que provocó varios desmayos en el público (¿deshidratación, culpa moral?).

    empire-of-the-sun-primavera-fauna2

    Con cerca de una hora y media de duración total, el concierto de Morrissey cerró la cortina para muchos, que salieron rápidamente del Broadway en busca de uno de los buses de regreso antes que el frío causara estragos. El resto que quedó disfrutó de los últimos lujos de la noche: las electrizantes presentaciones de Simian Mobile Disco y Empire of the Sun, dos bandas que ya habían mostrado sus potentes performances en instancias semejantes (Lollapalooza), y que no destiñeron con sus repertorios actuales.

    Mientras esas últimas energías se dejaban en el pasto del lugar, el resto del mundo comenzó el habitual análisis personal de lo que vio frente a sus ojos. “No olvides las canciones que te hicieron llorar y las canciones que salvaron tu vida” cantó alguna vez Morrissey a mediados de los ’80, y ante eventos así nos queda demostrado de sobra que también hay festivales que te cambian/salvan la vida, sea cual sea del modo que haya sido.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios