• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Mucha atención

PERRITOS VERANIEGOS: Como cuidarlos en esta época del año

El verano es la principal época de vacaciones, y nunca está de más tomar algunas precauciones que nos permitan disfrutar con nuestro perro de la estación más calurosa del año. Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin, nos entrega algunos consejos:

Golpe de calor

Cuando el calor es excesivo, los perros pueden sufrir un cuadro llamado golpe de calor, que es una reacción que se produce cuando sube la temperatura corporal de manera muy brusca y el organismo no es capaz de compensarla, lo que se traduce en una disfunción multiorgánica que puede provocar la muerte del animal. Así, el perro nunca puede quedarse sin vigilancia dentro de un espacio cerrado que sea susceptible de acumular calor desmesuradamente, por ejemplo, el interior de un vehículo o de una terraza con vidrio. Tampoco en un patio que no cuente con una zona sombreada.

El golpe de calor también puede producirse durante el paseo o si está haciendo ejercicio y los factores de riesgo son el pelaje oscuro, largo y denso; como también la edad (tanto si se trata de un cachorro como de un perro maduro) y el sobrepeso. Por lo que independientemente del tipo de perro que tengamos, la recomendación es evitar hacer ejercicio o pasear durante las horas de mayor temperatura y llevar siempre agua, tanto para que pueda beber como para poder humedecerle el pelo.

“El golpe de calor se manifiesta con jadeo excesivo y respiración acelerada. Si el calor continúa, es posible que el perro se maree e incluso sufra convulsiones con pérdida de conciencia”, explica Francisca Montero. Si un perro presenta signos de estar sufriendo golpes de calor, requiere intervención inmediata y constituye una urgencia médica. Un baño de agua fría o la aplicación de hielo en las ingles y las axilas son medidas de primeros auxilios que ayudan a bajar su temperatura corporal hasta llegar a manos de un médico veterinario

Viajes

Si durante las vacaciones eres de los afortunados que se va de viaje y además lo haces con tu perro, debes considerar antes que todo llevarlo a su veterinario 1 o 2 semanas antes del viaje, para un control sano y para ponerse al día con las vacunas anuales.

Luego, dependiendo del medio de transporte elegido, debes estar atento a lo siguiente:

Auto: En Chile, la Ley de Tránsito, indica que el transporte de animales domésticos en los asientos delanteros de los vehículos está prohibido y establece que cuando éstos son transportados en la parte trasera de vehículos abiertos, deben ir asegurados en jaulas de transporte; si no lo cumples, la multa puede llegar hasta 0,5 UTM. Esto, con el fin de evitar que el perro se asome por la ventana del vehículo provocando la distracción del conductor y posibles accidentes tanto para el perro como para las personas que viajen en el auto. En una colisión a 100 km por hora un perro de 20 kilos multiplica su peso por 30 y puede golpear un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil.

Bus: Este es otro método de transporte muy utilizado en nuestro país, pero no todas las compañías aceptan el traslado de mascotas. Algunas permiten el viaje de las mascotas en su respectiva jaula y sedados ya que irán en el compartimiento de maletas, lo cual no es muy recomendable, a excepción de perros lazarillos, quienes acompañan a su amo en todo momento.

Avión: La mayoría de las compañías de transporte aéreo admiten mascotas en la bodega sin límite de peso, pero en la cabina imponen un peso máximo. Como cada una puede establecer las exigencias que estime oportunas, se debe consultar con cada compañía para poder viajar con nuestro perro en avión.

Sea cual sea tu elección de viaje, la recomendación de la Médico Veterinario es:

  • Dale agua 30 minutos antes de salir y poca cantidad.
  • Para evitar vómitos y mareos, no le des de comer horas antes de salir (10 horas en perro adulto y 4 horas antes en cachorros).
  • Si tu perro es propenso al mareo, consulta al veterinario, ya que te podrá recomendar en la dosis exacta algún medicamento para evitarlo o algo con efecto similar de la medicina complementaria (Flores de Bach, Aromaterapia u otro).
  • Si es muy nervioso, pide al veterinario la recomendación de algún producto que lo tranquilice, como por ejemplo el alimento Calm, creado para el manejo de las situaciones estresantes;  o bien tranquilizantes.
  • Si son muchas horas de viaje en auto, procura hacer paradas (máximo cada dos horas) para que tu perro pueda bajar a tomar agua, estirarse y hacer sus necesidades.
  • Durante las paradas, nunca dejes a tu mascota sola dentro del auto, sobre todo en zonas con altas temperaturas. El resultado puede ser mortal. Y nunca olvidar bajarlo con correa y arnés

Pelo

El pelo es una de las partes del animal que experimenta directamente los efectos de los días cálidos y el sol intenso. Muchos propietarios rapan a su perro en cuanto llega el calor, pero antes de raparlo en verano, también es bueno establecer rutinas de cuidado de su pelaje, ya que en invierno y verano les sirve de protección.

Al respecto, la experta de Royal Canin recomienda cepillar periódicamente a nuestra mascota. “Nada mejor que cepillar con la frecuencia adecuada a las características del manto de cada perro y con las herramientas idóneas. Lo importante es eliminar el pelo muerto y evitar los nudos, que además de afear el aspecto general constituyen un foco de suciedad, malos olores e incluso infección de la piel. Con el cepillado constante también se lucha contra un gran enemigo del perro en verano: las garrapatas.”

Por supuesto, hay que seguir con la costumbre del baño periódico, e incluso más frecuentemente debido al calor.

Ejercicio

Si bien de modo natural el perro tiende a no hacer ejercicio cuando hace mucho calor, se deben tomar precauciones en caso de llevarlo de paseo. La primera es intentar por todos los medios que no le dé el sol directamente ya que pueden quemarse (en caso de ser muy blancos) o sufrir un golpe de calor. Si es inevitable sacarlo, humedece el pelo y la piel durante todo el trayecto, especialmente detrás de las orejas y en las axilas. Si hacen ejercicio en la playa, lo ideal es colocar un pareo o toalla para cuando descanse, así no queda en contacto directo con la arena caliente, y se protege las almohadillas, que también pueden quemarse en la playa. Una precaución similar se debe tener al momento de pasearlo en horas de mucho calor sobre pavimento caliente.

Al respecto, Francisca Montero indica: “Con los perros blancos hay que tener mayor cuidado y a los gatos de nariz rosada debes aplicarles bloqueador para que no sufran quemaduras y debes tener presente además que los perros de pelaje oscuro atraen más el calor. Nos los expongas innecesariamente. Durante el paseo, es necesario parar periódicamente para que pueda reposar, a la sombra y beber agua.”

Agua

Recuerda que durante todo el año, pero mucho más durante el verano, el perro necesita agua y más agua, toda la que se le antoje y cuando quiera. Puedes poner en su fuente unos cubos de hielo para mantenerla helada. Lo más recomendable es seguir la rutina que nuestro perro o gato tiene en la casa, respetar el alimento y las dosis habituales de éste, los juegos y los paseos, de manera que nuestras mascotas también lo pasen bien. No olvides que, al igual que tú, necesita estar fresco y sentirse bien durante las vacaciones.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios