• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

MQLTV Interview

Planeta No: Héroes del pop de la clase trabajadora

Escrito por MQLTV

    Los chicos de Planeta No lanzaron hace un mes su primer disco, “Odio”. La recepción de su trabajo ha sido sumamente positiva y, para celebrar el largo camino de por fin presentar su ópera prima, estarán tocándolo de principio a fin en un especial concierto en el Centro Arte Alameda.

    El show será este miércoles 9 de septiembre y las entradas se pueden comprar a precio preventa a $3.000 en Tienda Música Chilena y a $4.000 y $8.000 (combo con el disco) en las boleterías del Centro Arte. En las horas previas para este evento, Gonzálo García (guitarra y voz), Juan Pablo Garín (batería) y Camilo Molina (bajo) nos visitaron en la redacción de MQLTV para contarnos cómo fue el proceso de creación de “Odio”, cómo fue que terminaron pagando su disco con las propinas que ganaban como empaquetadores en un supermercado y cómo ha sido su experiencia como banda emergente en el alocado mundo del pop chileno.

    planeta no-evento

    ¿Por qué el disco se llama “Odio”?

    GG: Consiste más bien en un odio juvenil, de cuando uno no le toma tanto el peso a la palabra “Odio”. Entonces la dice con mayor libertad, mayor espontaneidad. Y se centra en la tensión que existe en el adolescente cuando se le está enseñando como debe participar del sistema, entonces por eso siente mucha rabia, u “Odio”.

    ¿Cuánto tiempo se tomaron para desarrollar los temas del disco?

    JP: Yo diría que un par de años. Cuando recién partió la banda, como hace 5 ó 6 años, surgieron varias de las canciones del disco, pero en el proceso se fueron transformando caleta, cada vez que escuchábamos nueva música íbamos cambiándolas de nuevo. Y después, cuando empezamos a producir el disco, algunos amigos con más experiencia nos aconsejaban bastante: “oye, podrían hacer otro coro” o “podrían hacer esto”…

    GG: Y nosotros prestamos oído a eso, yo creo que para bien. Detrás de la puerta de la sala de ensayo hay un papel con las canciones del disco listo, que es como del 2011-2012. Después no sé si quedaron todas esas canciones o cambiaron algunas…

    CM: De las más antiguas, quedaron “Ser y Deshacer” y “Zapatillas de luces de color”.

    planetano3

    ¿Cuál es la concepción de estas canciones? ¿Cómo fluyeron?

    GG: Hay de todo. Hay una que se llamaba antes “Canción pecho”, que la hizo Juan Pablo. Y con eso me refiero a que la música la hacen distintas personas y las desarrollamos en la sala de ensayo, la letra la hago yo, la cambia la banda, la hacía de nuevo. Entonces es un proceso de artesanía con distintas fases o lugares.

    JP: Yo diría que, al menos en nuestro caso, las canciones no son así tan románticas como “oh, me inspiré e hice una canción en un día y se grabó”, como muchas veces los músicos cuentan esa historia. Acá una canción tuvo cambios durante cuatro años y quedó al final, fue como un rompecabezas. Y al menos así nos resulta a nosotros.

    “Yo pensaba que sacábamos el disco y se acaba el grupo” (Juan Pablo Garín)

    Y dentro de este proceso, aparte de grabar el disco, ¿qué ha sido lo más difícil que han vivido en estos años?

    JP: Creo que una de las cosas más difíciles fue conservar la buena relación en el proceso del disco, porque fue mucho estrés, no sabíamos cómo hacerlos. Dentro del grupo, el que más cacha de grabación es Gonzálo, entonces estuvo un poco solo contra el mundo y nos vimos bastante complicados en un momento. Yo pensaba que sacábamos el disco y se acababa el grupo, lo digo yo al menos. Pero salimos de eso y seguimos. Es como estar constantemente en una relación, es como tener un pololeo de a tres.

    CM: Cuesta caleta también equilibrar en la balanza la cantidad de tiempo que le dedicas al proyecto con lo que uno necesita vivir, sobre todo compatibilizar los tiempos de trabajo y de estudio. A nosotros nos ha costado caleta de esfuerzo hacer el disco, porque entre medio teníamos que compatibilizarlo con el trabajo que teníamos en otras bandas, eso fue lo más agotador (N. de la R: Camilo Molina fue bajista de Dënver y Juan Pablo Garín era baterista de Ases Falsos).

    GG: Yo creo que también fue súper difícil cuando terminamos nuestra formación actual. Queríamos ser cuarteto y no encontrábamos guitarrista. Tuvimos uno al principio, pero después él se fue (en mutuo acuerdo). Y nos costó recordar que habíamos empezado la banda los tres no más, que podíamos hacerla los tres y que teníamos amigos cercanos que podían tocar con nosotros, sin necesariamente comprometerse a integrar la banda.

    ¿Música que compartan en común, en gustos?

    JP: Yo siempre analizo eso y me parece extraño que hayamos hecho una banda sin tener tantos gustos musicales en común, porque cada uno escucha música muy distinta. Y en un comienzo, una banda que a todos nos unió fue The Strokes, éramos muy fans y fue como una escuela. De hecho, le copiábamos caleta, el guitarrista que teníamos antes era muy fanático. Y con el tiempo fuimos escuchando otras cosas, yo diría que la mayor influencia que tenemos es la música chilena. En serio, no quiero sonar como “ay, más música chilena”, pero nos gusta caleta. Escuchamos mucho el disco de Dënver, el ‘Música, Gramática, Gimnasia’, rayábamos y sacábamos cosas de ahí.

    GG: Yo no establezco un juicio de valor sobre ello, pero creo que sería objetivo decir que los tres pasamos por la escuela musical que es imitar bandas de Concepción, dado que éramos de ahí. Los tres hicimos imitación del estilo de los Strokes y otras bandas similares cuando empezamos, luego compartimos (con ellas), y nos involucramos en la escena de nuevo pop chileno. Eso es común a los tres.

    planeta-no-1

    ¿Cómo se han sentido en el ambiente musical actual?

    GG: Yo en lo personal, me siento cada vez más extraño porque me doy cuenta, o quizás es una impresión mía, que la música es muy cuica y es muy perteneciente a una elite cultural, que tiene que ver evidentemente con razones económicas. Y se replican muchas lógicas de las cuales no me siento cómodo, no porque ellos sean peor que yo, sino que simplemente me siento extraño, fuera de lugar en ello, siendo que yo igual tengo un origen acomodado económicamente.

    CM: Igual, siguiendo con lo que estábamos acostumbrados a decir, que es sacarnos la mierda un poco por el trabajo, planeamos muchas cosas. Hicimos unos viajes al extranjero (a México), todo era costeado por nosotros, entonces después llegábamos con unas cuentas para atrás brígido. Era un poco que siempre estábamos haciendo el último sacrificio por la banda, pero en realidad nunca es el último, siempre hay otro después.

    “Me siento cada vez más extraño porque me doy cuenta, o quizás es una impresión mía, que la música es muy cuica y es muy perteneciente a una elite cultural” (Gonzálo García)

    GG: Lo otro que encontramos al involucrarnos en la escena de música en Chile es que hay muchísima solidaridad, quizás una conciencia colectiva, no redactada, pero mucha solidaridad. Quizás incluso a veces en exceso, una complacencia con el colega, pero aún así, mucha colaboración. Todo lo contrario a lo que me habían enseñado las revistas de música y mitos de música que leí en mi adolescencia, de rivalidad de músicos, de sellos grandes que ya no existen. Me encontré con ese gran mito de la autogestión, y con mucha colaboración de los músicos.

    JP: Hace un tiempo, cuando estábamos en filas con otros grupos con el Camilo, se daba un poco mejor quizás la situación monetaria. Ahora nos lanzamos de nuevo en la piscina, como cuando llegamos al principio a Santiago, estamos en las mismas de nuevo, pero esta vez ya convencido de que el grupo tiene que ir para arriba.

    CM: La mayor parte de la grabación del disco se pagaron con cuando Juan Pablo y yo trabajábamos como empaquetadores de los supermercados. Tardamos como dos años, a pura propina, y ahora trabajamos durante todo el día, y de jueves a sábado tenemos que trasnochar trabajando en un bar (Bar Loreto).

    ¿Cómo es la historia de sus orígenes en Concepción?

    CM: Con Juan Pablo nos conocimos en Conce. Tocaba en una banda tributo a otra banda de Conce

    JP: …que no vamos a decir cuál es porque me da vergüenza (risas). Pero sí, nuestra historia penquista es media penca, media falsa, así que no nos jactamos de eso. Porque si bien somos de allá, nos formamos en Santiago y tenemos mucha influencia de acá más que nada.

    CM: Como banda nunca [nos relacionamos con otros músicos de Conce], pero sí como personas. Obviamente al principio compartimos con bandas con otros cabros que ahora siguen tocando. Juan Pablo, por ejemplo, tocaba con los chicos que ahora tienen Mantarraya, y todos -de alguna u otra manera- se han ido traspasando los músicos.

    GG: Somos hermanos de leche.

    CM: Somos los mismos 10 músicos repartidos en la escena.

    GG: Nuestra relación siempre fue de visita hasta hoy. Nosotros estamos un poco como Miiko Albornoz (risas).

    CM: El mayor aplauso ahí son los de Mantarraya y Niño Cohete, que se decidieron quedar en Concepción por motivos personales y que han logrado hacer un trabajo bastante bueno, rompiendo un poco el mito de que hay que salir de Conce para poder vivir de la música.

    planeta-no.2

    ¿Cómo será el show de este miércoles en el Cine Arte Alameda?

    GG: Hartas cosas especiales que no queremos revelar antes para no crear expectativas en caso de que nos salga mal (risas).

    JP: La gracia es que por primera vez vamos a hacer un show nosotros, no en un bar, sino en una especie de teatro, con escenografía, va a entrar por todos lados.

    ¿Y después del disco?

    CM: Tenemos planificado ya hacer un show de lanzamiento en Concepción y Valparaíso. Y en noviembre tenemos programado una fecha en México, así que sería ya nuestro tercer viaje al extranjero tocando nuestra música.

    ¿Cómo los ha tratado el público mexicano hasta ahora?

    GG: Buena, son súper cariñosos. Nos saludaban incluso cuando íbamos a tocatas de otras bandas, conocen mucho la música chilena, a veces conocían bandas que nosotros no conocíamos de Chile.

    CM: Es cuático. Como que esa diferencia de trayectoria que hay acá en Chile, allá se acorta un poco menos. Entonces alguien que le guste un grupo chileno, como que busca más y conoce a diez bandas el mismo día.

    GG: Les gusta una banda como nosotros y no tienen idea que llevamos como diez personas acá y allá rayan igual como si fuéramos una banda mayor.

    Planeta No presentando “Odio” en vivo
    Centro Arte Alameda (Av. Libertador Bernardo O’Higgins 139, Santiago)
    Preventa: $3.000 en Tienda Música Chilena (Bernarda Morín 440, Providencia)
    Entradas en boletería: $4.000 el día del concierto y $8.000 entrada + disco.

    Concurso: MQLTV te invita al lanzamiento de “Odio”

    Sólo debes darle “me gusta” a nuestra página de Facebook, compartir esta entrevista en tu muro y luego postear acá abajo en los comentarios, con tus nombre y tu correo, respondiendo la pregunta: ¿Por qué te gusta Planeta No? Las respuestas más creativas se llevarán una de las 5 entradas simples que tenemos para regalar a los lectores de MQLTV. ¡Participa!

    Ganadores de entradas para el lanzamiento de ‘Odio’:

    Jonathan Bastías Campos
    Juan Pablo Arriagada
    Angiië Bastías
    Pamela Barrios Ortega
    Bárbara Luengo

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios