• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Conflicto bilateral

¿Por qué un Papa tendría que decidir si se le da mar a Bolivia o no?

La visita del Papa a Bolivia evidentemente ha traído coletazos a Chile. El tema del mar es un relato constante en el gobierno de Evo Morales y vaya que tienen razón. No nos hemos portado muy bien como compañeros de un mismo barrio y por lo general tratamos de eludir este tipo de temas para así seguir mirando hacia Norteamérica o Europa, lugares a los que muchas veces nos creemos más afines, más cercanos y en donde pedimos cariño cada vez que podemos. Así somos, arribistas hasta en nuestra relación con nuestros vecinos. Sus frases y sus palabras muchas veces son ruidos molestos que entorpecen nuestro intento de ser gringos. De ser otros. De no ser nosotros. De escapar de quienes nos recuerden quienes somos.

Pero dejemos de mirarnos el ombligo y preguntémonos también por la manera en que Evo Morales ha aprovechado la visita del mandamás del Vaticano como una gran oportunidad política. En cada momento la salida del mar aparece en sus discursos, esperando así que Francisco reaccione como lo hizo diciendo que se necesitaba dialogo. Como es de esperar, estas vagas palabras dieron para que tanto personeros bolivianos como chilenos salieran a entender las frases del sucesor de Benedicto a su favor. Para interpretar lo que dijo el ex enemigo de los Kirchner como un claro indicio de que sus palabras iban a favor de uno u otro país.

Es una opinión en contra de la Iglesia Católica? No. Es una manera entender en consiste el Estado laico y el rol que deben cumplir las creencias frente a este.

Frente a esto es que surge una pregunta que curiosamente no está en el clima y esa es: ¿qué tiene que hacer un Papa intercediendo sobre temas de límites marítimos entre diferentes Estados? Es cierto que hay un antecedente sobre la intervención de Juan Pablo II para impedir la guerra entre Chile y Argentina en 1978, pero cierto también es que en ese entonces los gobiernos que se enfrentaban estaban ambos en dos cruentas dictaduras. Es decir, no corría ninguna legislación al respecto y el llamado a Karol Wojtyla, no fue más que el capricho de un dictador como Pinochet, el que estaba impregnado de toda la religiosidad de ese sacerdote que tantos placeres dio a la derecha de la época y que tan poco tuvo que ver con el trabajo que la Iglesia Católica chilena hizo para acudir en el rescate de quienes estaban siendo masacrados por los militares.

VATICAN-BOLIVIA-POPE

Hoy el tema es distinto. Hoy hay gobiernos democráticamente elegidos que no pueden solucionar temas políticos con simbologías que conciernen únicamente a personas que profesen la religión en cuestión, pero no a un Estado. Resulta poco serio que luego de haber pasado por tribunales internacionales a los que sí les compete intervenir, hoy nos veamos ante la posibilidad de que dos países que contienen individuos que piensan y sienten de diferentes maneras, tengan que estar ante el designio de un líder religioso, independiente de la religión que sea. No es democrático que se le otorgue facultades más allá de las de opinar -que tiene todo el derecho de hacerlo- dependiendo de los gustos de los presidentes y del respeto que le tengan o no al Papa Francisco.

Si es que Evo Morales quiere seguir adelante con esta noble causa que tiene como objeto recuperar mar para Bolivia, tiene que contextualizar los momentos históricos y políticos que vivimos.

¿Es una opinión en contra de la Iglesia Católica? No. Es una manera entender en consiste el Estado laico y el rol que deben cumplir las creencias frente a este. Es sumamente primordial que no se gobierne en ningún país a base de populismos simbólicos y se tome el peso de la política como arma fundamental del debate y el raciocinio, por sobre supuestos decretos divinos que en estos temas no tienen nada que hacer.

Por lo tanto, si es que Evo Morales quiere seguir adelante con esta noble causa que tiene como objeto recuperar mar para Bolivia, tiene que contextualizar los momentos históricos y políticos que vivimos. Tratar de emular el actuar de dictadores que decidían sobre el destino del Estado y de los ciudadanos de sus países según sus creencias, no es el camino.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios