• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo
scream

vigila quién llama

SCREAM CUMPLIÓ 20: Repasamos la revelancia que tiene este influyente clásico del terror de Wes Craven

En 1996 el género de terror se encontraba prácticamente muerto. Atrás había quedado la fiebre ochentera de ver a Michael Myers, Jason Vorhees y Freddy Krueger mutilar a sus jóvenes víctimas. Una película de terror no era garantía de convertirse en un éxito de taquilla.

slasher

Para dar más de contexto: Los films que obtuvieron mayor recaudación en 1995 fueron Los Siete Pecados Capitales (Seven) con US$100 millones (y eso que para muchos no es considerada una película del género), y Especies (Species) con US$60 millones. Ningún otra película de terror había obtenido una recaudación considerable y la sexta parte de la película pionera en el género Halloween (1978), titulada Halloween: La Maldición de Michael Myers (Halloween: The Curse of Michael Myers) obtuvo sólo US$ 15 millones, lo que confirmó el aburrimiento de las audiciencias por el subgénero de terror slasher, el que esencialmente trata de un psicópata que asesina brutalmente a un grupo de jóvenes fuera del auxilio de adultos, popularizado por icónicas películas como Viernes 13 de 1980.

Pero todo cambió el 20 de diciembre de 1996, cuando la película Scream de Wes Craven se estrenó en Estados Unidos (en Chile llegaría recién en enero de 1998). La cinta una tibia recaudación de US$6,3 millones en su fin de semana de estreno; pero lo sorpresivo vino después cuando en una época en la que internet y el concepto viralización no era discutido cotidaneamente como hoy, el boca a boca llevó a más y más personas a las salas, extendiendo su proyección por semanas y convirtiéndose así en el inesperado gran éxito de la temporada 1996/1997, gracias su impresionante recaudación de US$266 millones (cifra actualizada por inflación). Quizás hoy con tantas franquicias de superhéroes no pareciera un número importante, pero en el caso de una película de terror (sobre todo slasher) y en aquellos años, era un hecho sin precedentes.

ghostface

Es importante comprender el contexto del estreno de Scream, ya que no es poco común escuchar quejas sobre lo sobrevalorada que está la película y que ni siquiera es buena (sí, lo es). Otros lamentan la oleada de slashers que salieron a buscar el éxito de Scream, como Sé lo que Hicieron el Verano Pasado (I Know what you did Last Summer) de 1997, escrita por el mismo Williamsony Leyenda Urbana (Urban Legend) de 1998; pero este mismo punto reafirma la trascendencia que tiene en la historia del cine: el género de terror probablemente no sería lo que es hoy sin Scream.

Los orígenes de Scream están bien documentados. La película fue inspirada en los verdaderos crímenes de Danny Rolling “el asesino de Gainsville”, en 1990. El aquel entonces aspirante a guionista de cine Kevin Williamson escribió un tratamiento de 18 páginas que se convertiría en la famosa escena de apertura de Scream. Aburrido luego que su primer guion Teaching Mrs. Tingle pasara por una serie de obstáculos para llegar a un acuerdo de venta, Kevin Williamson pasó tres días escribiendo el guion de Scary Movie (este era el título original del escrito), y además esbozó algunas ideas para potenciales secuelas, en caso que el guion lograra atraer a potenciales compradores. El principal atractivo del concepto de Williamson era que los personajes conocían muy bien las películas de terror y todos los clichés que saturaban sus tramas. Y Aunque no era la primera película de terror en introducir el metacine, como por ejemplo La Nueva Pesadilla de Wes Craven (Wes Craven’s New Nightmare) de 1994; si fue la primera película de terror mainstream en llamar por su nombre a todas las cursilerías del género.

scream-poster (1)

El ingenio presente en el trabajo de Williamson llevó a una batalla por comprar la historia que dejó solo a Oliver Stone y Dimension Films en la carrera final por adquirir el guion; ganando este último estudio al pagar US$400.000 al novato escritor por su obra, quien señaló preferir la oferta del estudio porque le otorgaba la tranquilidad de no censurar el libreto por su violencia gráfica, ya que Dimension Films se dedicaba a la producción de películas de terror. Por otra parte, el reconocido maestro del género Wes Craven, conocido gracias a películas como Pesadilla (A Nightmare on Elm Street) de 1984, había perdido el interés en el género de terror, luego que sus últimos trabajos fracasaran en la taquilla.

scream

Otra mención importante la merece el increíble elenco de Scream. Quizás algunos lectores jóvenes no sepan que en 1996 estos actores no eran grandes rostros, a excepción de Drew Barrymore, quien era reconocida como actriz infantil por películas como E.T.y que tras una adolescencia de excesos con el alcohol y las drogas, estaba en búsqueda de roles más adultos. Courteney Cox podría considerarse la mayor estrella del momento gracias a su papel de la maniática Monica Geller en la exitosa sitcom Friends, que recién comenzaba a proyectarse como un fenómeno de la cultura pop. Neve Campbell era básicamente conocida como “esa actriz de Party of Five (o La Familia Sallinger como fue traducido su título en Latinoamérica)”, Rose McGowan había participado en un par de películas independientes y Skeet Ulrich era un rostro desconocido hasta ese año (en el que estaría en los créditos de cuatro películas, entre ellas Jóvenes Brujas (The Craft), donde también tendría como compañera de elenco a Neve Campbell). Así que el éxito de Scream no estaba para nada asegurado. De hecho, los pronósticos señalaban que sería un fracaso en la taquilla antes de su estreno, el cual fue programado en navidad, donde las cintas familiares predominaban en la cartelera. Todos los mencionados anteriormente y los que no (David Arquette, Matthew Lillard y Jamie Kennedy), entregaron sólidas interpretaciones. Y si bien ninguna de ellas es relevante (aunque Neve Campbell saltó al estrellato mundial gracias a su rol de Sidney Prescott), eran las mejores actuaciones que se vería en las mayorías de las películas de terror en la época.

Tatums-Death

Antes de su estreno, Scream enfrentó un sin número de obstáculos, entre ellos la oposición del centro de padres de la Santa Rosa High School, secundaria donde se grabarían varias escenas de la película; y la calificación de mayores de 17 años que la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA, por sus siglas en inglés) le otorgó en cinco oportunidades. El principal problema eran las escenas de la muerte de Steve Orth (la primerísima víctima) al que le colgaban sus entrañas luego de ser eviscerado, la muerte de Tatum Riley por lo explícito que resultaba el aplastamiento de su cabeza en la puerta de un garage, y la confrontación completa con Billy y Stu en el clímax de la película. Las primeras dos escenas necesitaron un par de retomas, pero respecto al tercer acto, el mismo productor ejecutivo Bob Weinstein contactó al organismo para recordarles que además de ser una película de terror era una sátira, y si bien el desenlace era intenso, era una satirización de los adolescentes de los ’90. El film finalmente recibió calificación R, es decir, cualquier menor de 17 años podía entrar en compañía de un adulto.

scream1

Probablemente Scream no hubiese sido tan exitosa sin esos 11 maravillosos minutos que inician la película. No sólo es la parte mejor escrita y filmada de la cinta, sino que ver a una actriz de la talla de Drew Barrymore muriendo al comienzo fue algo totalmente ingenioso. El crédito a esa decisión corresponde a la propia Barrymore, a quien le ofrecieron el rol protagónico, pero le dijo a los productores que Scream sería más efectiva si ella interpretaba a la segunda víctima, Casey Becker (aunque realmente nadie recuerda al primero, Steve). Y tenía razón. La presencia de Drew Barrymore, que fue promocionada como protagonista, atrajo a muchos espectadores que quedaron en shock al ver que la mayor estrella del elenco moría prematuramente ¿Qué podía esperarse del resto de los personajes entonces?

Desde un punto de vista técnico, Scream también merece aplausos. Es una gran muestra de un exitoso trabajo profesional en equipo. Wes Craven, quien finalmente aceptó dirigir el film tras ver a Drew Barrymore a bordo, recibe el mayor crédito, pero es gracias al excelente guion de Kevin Williamson que Scream funciona en dos planos, terror y comedia. Craven es un excelente director que le otorgó su toque especial a la cinta, pero esta sería nada sin el guion de Williamson. Su estilo de escritura satirizó efectivamente los clichés que tanto habían cansado a la audiencia, de la misma forma en que le rendía homenaje al género. Este proyecto fue el fruto de la pasión de Williamson, lo que se nota en sus diálogos.

giphy (1)

Un caso similar es el de Marco Beltrami, músico que no recibe suficiente crédito por la banda sonora de la película. Quizás los temas no son tan icónicos como los de El Exorcista de 1973 o Viernes 13, pero cualquier fan de Scream podría identificar las melodías de la película escuchándola por solo un par de segundos. Es por esto que Dimension Films utilizó a Beltrami en otros proyectos como Halloween: H20.

Debido a los puntos que mencioné anteriormente es que Scream es una excelente película, no obstante, nada es perfecto y el film tiene sus puntos débiles. Uno de estos es el haber sido producida como una película de terror/comedia y no 100% como un film de horror. Aunque son fallas intencionales, quedaron expuestas sobretodo cuando Scary Movie, parodia creada a partir del nuevo aire de popularidad que tomó el género de terror,  y que principalmente ridiculizaba al film de Wes Craven, se estrenó en 2000; quitando efectividad a una generación más joven que vio Scary Movie antes que Scream.

Gale-Dewey-Scream

Sorprendentemente, Scream también fue bien recibida por la crítica, lo cual era bastante extraño en aquella época. Las únicas películas de terror de los ’90 que obtuvieron una respuesta positiva por parte de los críticos fueron Misery de 1990, El Silencio de los Inocentes (The Silence of the Lambs) de 1991, y Cronos de 1993. Scream tiene un 79% de aprobación en Rotten Tomatoes y un 7,2 en IMDb. Esta es básicamente una forma elegante de destacar a una película slasher a la que nadie le tenía fe (mucho menos en taquilla) por derrotar todos los pronósticos y obtener lo que ninguna película del género había obtenido en mucho tiempo: obtener la aprobación de la crítica y de la audiencia, convirtiéndose así en la película de terror con mayor recaudación de la historia y dando pie a tres secuelas: Scream 2 de 1997, Scream 3 de 2000 y Scream 4 de 2011; además de una adaptación como serie de televisión.

Probablemente nada de lo escrito anteriormente cambiará tu opinión sobre Scream (aunque si no te gustó, espero que esto te ayude a darle una nueva apreciación), pero no hay que negar el impacto que le película tuvo en el género de terror. El estreno de Scream fue extremadamente relevante para el terror que se encontraba agonizando en aquella época al darle un nuevo aire. Sin Scream, quizás no existirían las películas de terror como las conocemos en la actualidad.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios