• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Testimonio in situ

Soy matrona y estoy a favor del aborto

Escrito por MQLTV

    Soy matrona y trabajo hace cinco años en un consultorio de una comuna rural. Atiendo en promedio a 400 mujeres cada mes. Una vez a la semana salgo a realizar visitas domiciliarias a mujeres embarazadas en riesgo psicosocial, con maridos en riesgo psicosocial y con hijos en riesgo psicosocial. Porque no queremos verlo, no queremos aceptarlo o no sabemos que existe, pero en Chile hay familias a las que le parece normal vivir en tomas de terreno. En mediaguas sin forrar, en medio de la suciedad y la humedad, sin agua potable o sin luz. Con las ventanas rotas o sin cortinas, heladísimas. Familias hacinadas en lugares donde incluso el acto de hacer el amor se realiza tan inconscientemente como el deseo de embarazo.

    He atendido niñas de 12 años que van a pedirme por favor que las ayude a embarazarse, porque con el pololo quieren ser padres jóvenes para aprovechar la energía de la juventud. Textual. También, niñas de la misma edad que van por el segundo embarazo. O el segundo aborto. Y de ahí hacia arriba.

    Legislar sobre el aborto no significa estar a favor o en contra, es enfrentar una realidad.

    Hay lugares donde es muy bien visto pasearse con un coche. Por ejemplo, hay mujeres que piensan que les da cierto estatus. He atendido pacientes con cinco hijos y todos de distintos padres. A ellos, lejos de escandalizarse, les parece normal, o incluso conveniente, porque son cinco pensiones distintas, cinco bonos por hijos y cinco beneficios de todo lo que les pueda regalar el Estado. Felizmente, yo no estoy para juzgarlas, sino para tratar de ayudarlas. O al menos, guiarlas.

    Por otro lado, tenemos a las mujeres que por ningún motivo desean un embarazo y utilizan anticonceptivos. Pero a veces, los anticonceptivos fallan. Como todos sabemos, tienen un 99% de eficacia. Y eso sin considerar el uso de antibióticos, antidepresivos, antiepilépticos y otros medicamentos que le restan aún más la efectividad a los anticonceptivos hormonales. Lo único 100% seguro es la abstinencia. O el divorcio.

    Mientras tanto los pro vida siguen tomando un rico tecito en su casa calefaccionada, mirando en la tele a la gente pobre.

    Así como el Estado entrega un montón de beneficios a las mujeres que tienen hijos, deberían a lo menos, equilibrar la balanza y también beneficiar a las mujeres que se embarazan sin planificarlo y que responsablemente se ven en la necesidad de pedir ayuda para resolver su problema. O para aquellas que fueron violadas y no desean a un hijo con los genes de un violador. O para aquellas que durante el embarazo se enfermaron y pueden morir en el parto. O para aquellas que en una ecografía se enteraron que tendrán un hijo que apenas nazca, morirá.

    Legislar sobre el aborto no significa estar a favor o en contra, es enfrentar una realidad. El problema es que mucha gente que opina negativamente sobre la legalización del aborto, nunca ha pasado por una situación donde necesite abortar y lamentablemente son los que meten más bulla. Y es tan arcaico tener que preguntarle a todo el mundo qué opina. Si los que realmente necesitan esta legislación es un grupo menor de personas. No se trata sólo del derecho a decidir de la mujer o de la pareja en conjunto, es una necesidad. Las personas que han tenido hijos saben lo que significa. Tener un hijo, deseado o no deseado, es un viaje sin retorno. Por eso es absurdo seguir esperando a que el gobierno se decida, haciendo gallitos con los grupos “pro vida” o con la iglesia. Mientras tanto siguen naciendo guaguas no deseadas que van a parar a los lugares más inhóspitos. Mientras tanto los pro vida siguen tomando un rico tecito en su casa calefaccionada, mirando en la tele a la gente pobre. Mientras los que siempre han comido mierda, tienen que seguir comiendo mierda. Porque dios así lo quiso.

    *Columna anónima por solicitud de la autora

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios