• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Crítica de TV

The Voice Chile: Un poquito de pantalla para este desconocido

En el universo de la creatividad de la televisión chilena es cada vez más grande el planeta de las adaptaciones: guiones y formatos argentinos, brasileños, gringos y españoles, pero siempre imitando al que arrasa en las redes sociales y en la televisión de primer mundo. En ese papel, Canal 13 está haciendo escuela hace rato, porque al igual que “Masterchef Chile” y “Mi nombre es”, “The Voice Chile” ha tenido una gran aceptación entre el público nacional.

En la edición chilena de este programa, los jueces tienden a repetir los roles que vienen maqueteados desde la versión original, donde el presentador debe emocionar y adular a los participantes, los verdaderos protagonistas del show. En esta dinámica, todo está medido: se busca al participante más aproblemado y los jueces evalúan su voz a ciegas mientras sus cercanos esperan que se despierte su olfato de artista consagrado. Aunque cada emisión supera las dos horas y el esquema es repetitivo, su éxito probado es garantía de que tendrá nuevas versiones.

the voice

Es extraño que estos programas -“Talento chileno”, “The Voice Chile”, “Masterchef Chile”-, han parecidos los unos de los otros, funcionen. La fórmula ya está probada: jueces estrella (Nicole siempre cumple el mismo rol y Luis Fonsi ya es un profesional) presentadores melosos (Sergio Lagos es un experto buscando el llanto y alabando a quien sea) y concursantes jugosos. También hay que reconocer que el trabajo de edición le da un buen ritmo a la producción, sacándole partido a los participantes que lloran y sonríen entregándole su intimidad a Canal 13 por un poco de pantalla y fama. A veces emocionan con su talento, pero la empatía la van generando con la credibilidad de sus historias personales. Todos estas producciones juegan a buscar talentos, pero al final siempre destaca el que mejor cae, el personaje popular o el más dado a la farándula.

Quizás ese sea el pecado original, que mentir sea necesario, que hasta cierto punto les creamos que son las mejores voces y que los jueces no están pauteados y de verdad compiten por cada artista porque creen en su virtud. En eso está la magia, en crear la ilusión de vernos reflejados en el otro cumpliendo un supuesto sueño que durará mientras el rating este alto, mientras el guión de Sila no se desate y el público no se vaya. Porque no nos engañemos, un programa como The Voice tiene sintonías altas en todos los países en que se ha emitido. El impacto en redes sociales ya lo logró, pero en la pantalla todavía pelea con las turcas que al parecer se niegan a morir. En España superó el 30% de cuota de pantalla en su primera edición y en Estados Unidos han tenido a Shakira y a Pharrel Williams como coaches. Porque el afán de traer jueces internacionales con experiencia y que finjan bien no es gratuito, el premio es grande.

Todos estas producciones juegan a buscar talentos, pero al final siempre destaca el que mejor cae, el personaje popular o el más dado a la farándula.

“La Voz”, como debió llamarse, se suele convertir en la estrella de la temporada. Pero como telespectadores, al parecer, nos falta globalizarnos más, porque si el año pasado le tocó a Masterchef Chile, este año The Voice Chile pagará nuestra repentina falta de conexión con los fenómenos mundiales de facto, aquellos que las distribuidoras siembran por el cable y las ferias internacionales prometiendo fama y fortuna. A Luksic y sus boys solo les queda esperar que volvamos al redil y le compremos todos los artículos de importación que antes consumíamos en masa (“Mi nombres es”, “Soltera otra vez”, “Pareja Perfecta”, uf…) o será que Mega de verdad nos cambió la perspectiva. Aunque Sila no sea trending topic.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios