• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

TV de calidad

Tres series que deberías ver y sé que no estás viendo

Ya terminó Mr. Robot y True Detective: la excelencia nos ha abandonado por un buen rato. Lo bueno: no durará más de un año. Además, poco a poco (así es la vida, nada podemos hacer contra eso) terminan su ciclo grandes obras del audiovisual (de éstas últimas, la más poderosa en la que pienso es Mad Men; estoy viejita).

Pero te invito a ir más allá, a eliminar la estrechez mental, a cruzar las fronteras culturales que te obligan a consumir todo lo que proviene desde Estados Unidos. Atraviesa el Atlántico nadando simbólicamente y recuerda que en Europa también “las cosas pasan”.

Existen tres series que debes ver antes de morir (jijiji) y sé que no estás viendo, porque tu valioso tiempo ha sido cooptado por la sitcom de moda que nada deja (ni siquiera entretención, muchas veces), o por el superhéroe de turno creado por Stan Lee al que ya han prostituido a no más poder. Basta ya del mainstream, vámonos a Escandinavia e Inglaterra.

Ruego verlas en el orden propuesto a continuación. Les prometo que no se arrepentirán ni les haré pasar un mal momento. Mucho menos malgastarlo. En caso de que la contraindicación sea muy insoportable, les doy permiso para que me tapicen Twitter con puteadas. Aquí van:

1. Bron/Broen (Suecia – Dinamarca):

Recuerdo haber escuchado a Viggo Mortensen decir que no tenía tiempo para ver series (era de suponer), pero que se lo hacía para apreciar dos grandes registros que se están produciendo: House of Cards (predilecta de MQLTV) y la que menciono en este apartado.

“¿Qué tendrá de buena?”, me pregunté cuando decidí consumirla. No pasaron ni dos capítulos y lo supe: todo. Es la “Citizen Kane” de las series policiales (a excepción de The Wire, pero mejor no entrar ahí porque me va a dar nostalgia) y que se joda Kurt Wallander (el que sabe, sabe). Extraordinaria producción bilateral que después de haber alcanzado el éxito (sin mucho esfuerzo, porque es buenísima), su licencia fue comprada por FX, la titularon “The Bridge” y así fue como con un talento inefable, una vez más dicho canal hizo mierda un producto de altísima calidad.

Pero lo anterior no afecta la calidad del producto original: de hecho, el 27 de septiembre se estrena la tercera temporada (diez capítulos cada una, de duración estándar) y todo bien en el mundo.

En fin, ¿cómo parte todo? Un cadáver femenino compuesto por dos partes de cuerpos diferentes es abandonado en la frontera entre Suecia y Dinamarca, sobre el puente de Oresund, que une Malmö con Copenhague. En ese momento la investigación pasa a ser desarrollada por los equipos detectivescos de ambos países. La Unión Europea en su máxima expresión. No les adelantaré nada más.

Revisa aquí un trailer de la primera temporada (las historias van cambiando cada año):

2. Borgen (Dinamarca):

Los Underwood deberían estar viendo esta serie. ¿Te gusta el drama político? Pues entonces esta es tu serie. Borgen es como un proyecto de Aaron Sorkin, pero bien escrito y tratado. Ya cuenta con tres temporadas y tiene a Dinamarca en un permanente estado de descompensación respiratoria.

¿De qué trata? Birgitte Nyborg, una político danesa es propuesta como la primera mujer en convertirse en Primer Ministro de Dinamarca. Desde ahí en adelante, comienza el seguimiento y análisis de su labor y todas las tramas que se tejen en torno a este hecho. La oposición, los medios, los partidos y sus representantes son los personajes secundarios de esta historia que es un tanto pesada de llevar (como es lógico), pero entretenida. Y eso es lo que importa.

Revisa aquí el trailer de la primera temporada:

3. Broadchurch (Reino Unido)

La serie más literaria de esta lista, el legado narrativo que dejó William Shakespeare. Compatriotas todos. Ya cuenta con dos temporadas y después de que la vean compartirán conmigo esta opinión: es una serie de tiro corto, debido a su premisa. ¿De qué trata? Una mañana aparece en la playa de la localidad, el cuerpo sin vida de un chico que vive en Broadchurch. Todos los habitantes del pueblo se conocen. ¿Quién fue? El resto es historia.

Adivinen quién se interesó en adaptar en USA la serie… FOX. ¿Qué pasó? Nada. La llamaron “Gracepoint”, y la adaptaron casi idénticamente plano por plano. El protagonista de la versión británica interpreta el mismo papel en la norteamericana, pero con acento yankee. Una aberración.

Hago un llamado a no perder el tiempo ni la vida viendo pésimas adaptaciones. Si tienes la posibilidad de ver la original, ¿por qué no intentarlo con ella?

Revisa el trailer de la primera temporada:

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios