• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

TELEVISION

Villouta volvió una noche. Y brilló.

El Interruptor va de Lunes a Viernes a medianoche en Via X. También se puede ver en Youtube aquí.

No es un misterio para nadie que Via X vive el momento más oscuro de su historia.

Con una parrilla que terminó erróneamente imitando la TV abierta en el cable, en versiones de espacios de bajo presupuesto y conflictuando con sus talentos más destacados (el caso de Natalia Valdebenito fue el culmine de una serie de torpezas históricas) el canal de cable terminó horadando sus ratings hasta volverse irrelevante.

Atropellado por las nuevas tecnologías, ni siquiera su cercanía con las señales nacionales puede volver a hacer a Via X la fuente de conversaciones que alguna vez fue.

Cuando Via X fue ese lugar, con espacios como el de Ignacio Franzani, donde debutaron en TV gran parte de los talentos que marcan lo que se ha llegado a llamar el nuevo pop chileno, o Cabra Chica Gritona, por ejemplo,  donde se construyó la televisión de target antes de todas las derivaciones de Fox y HBO, el fantasma fue siempre el mismo: José Miguel Villouta.

Villouta, con V, de Via X es el constructor editorial más importante del TV cable en Chile. Sin Villouta, no hay Canal Copano, ni SCA (que después derivó al Club de la Comedia) y ni mucho menos Campo Minado.

13401159_1196422150415643_1077635373_n

Sin la identidad gay y disruptiva del comediante e intelectual mediático –emblema de la segunda vuelta de la opinión en programas de espectáculo– sencillamente, no hay TV cable chileno divertido.

Villouta es probablemente el constructor de talento más dadivoso de su generación: en diversos proyectos como podcast o programas de radio han nacido presentadores, noteros y comediantes. Para Villouta, era hora de su programa propio una vez más. Un programa construido de vuelta, pero como la primera vez, por el mismo.

Durante estos años, la carrera de José Miguel ha estado llena de hitos. De símbolos. De momentos y debates. De cambios. Pero ante todo de una sinceridad que le permite el retorno. Como si no hubiese sucedido nada. Solo más canas. Solo más tiempo. Una rehabilitación, historias de amor hechas públicas, paneles en TV abierta, programas radiales míticos, proyectos digitales. Y aquí vamos de nuevo.

José Miguel ha vencido al tiempo. y el tiempo ha dañado mucho a los que se paraban al lado de él o los que quisieron pararse sobre él.

13390986_1196422180415640_871732553_n

En Estados Unidos, un tipo como Villouta estaría en MSNBC, o quizás en Netflix. Por lo menos admitamos que Villouta se ve más cómodo que la extraña reversión del late de Chelsea, “Chelsea Does Online”. De partida, parece estar más seguro, y  con más ganas de contarnos cosas nuevas. Sorry, Chelsea.

Durante su primera semana, sus textos y entrevistados fueron distintos a los que la pauta oficial prometen. Ya desafió a Daniel Alcaíno y acusó una crisis moral. Ya habló con una intelectual de derecha sobre gratuidad en educación, y con Lux Croxatto sobre la imposibilidad de crear una serie de verdad en Chile.

Villouta nos provoca. Y nos da vuelta el concepto años después de su primera venida. Si antes, El Interruptor era la señal para apagar la tele a la noche, ahora es para interrumpir en una era donde todo se ha vuelto más tonto, menos apasionado y mucho más triste.

Algo que contrasta con la felicidad que José Miguel se merece. Y por fin, luego de largo tiempo, tiene en un proyecto propio.

Lunes a Viernes a la medianoche en Via X.

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios